Category: Leer/Estudiar


Bueno, empiezo un cuento, para contar un montón de cosas, aunque quizá las mismas, pero de otra forma, intentándolo de otras formas, y con esa magia del azar creativo, que mezcla explorando y descubre, y para ejercer una venganza noviolenta, que esto también existe, aunque en lugar de feo es un lugar bueno.

Micaelaestaharta (borrador)

En apoyo a Coeducación para personas adultas en la pública de idiomas (Escuelas Oficiales de Idiomas)

[E]staba harta de los hombres que medían su capacidad sexual por el grado de subordinación intelectual de la mujer.
Angela Davis, Autobiografía (ed. Capitán Swing), parte 4, “Llamas”, p. 210

Aquí está identificada una cuestión fundamental en el patriarcado: se enseña a los varones que el sexo tiene que ver con un órgano excitado y que para que esto ocurra tiene que haber una mujer sometida, dominada, aterrorizada, porque qué mayor terror que determinen que eres inferior intelectualmente, qué mayor violencia puede haber que la que te impone ser esclava o dependiente. Estamos aquí ante la violación base: si somos inferiores intelectualmente, no tenemos posibilidad alguna de nada, porque quien así lo cree justifica así que MANDA. Si el análisis feminista no hubiera llegado a ser difundido como desde que somos movimiento social y político (siglo 20, al parecer), este hecho brutal ideológico patriarcal seguiría invisibilizado, a pesar de su realidad masiva.

Hace años pensé que debía escribir un ensayo sobre violencia y noviolencia desde la inteligencia feminista porque no salgo de mi asombro al constatar cotidiana qué invisible es un montón de violencia que valida las formas visibles de la violencia. No he podido ponerme aún porque es como si llegaran a mi vida un montón de ejemplos para informar mi trabajo, y no me dejan tiempo suficiente ¡para concentrarme! 🙂 Pero… ¡todo se andará! <3

Hace unos días de pronto, en plenas amadas y vitales vacaciones, me vino un título a la cabeza, y con él la exploración de otra forma, quizá debía ir intentándolo con literatura.

Hoy al despertar se lo conté a Atticus, que intentaba dormir (es un experimentado remoloneador), y las palabras que me envió entre sueños, 😀 , me ayudaron a que pudiera hilar lo que ahora cuento, o más bien, enmarcarlo o hacerlo más concreto. (No hay nada tan lindo como la comunicación, esa que rara vez se practica, la nace de quererse y respetarse y sin duda, de sabernos personas solas en el universo, esa pequeña y valiosa colaboración.)

Así, quiero escribir unos textos lo más breves posibles (tipo cuento, relato), que remuevan la racionalidad empática que permita generar la consciencia de cómo por los valores predominantes culturalmente vamos construyendo la identidad asumiendo opciones coherentes con esos valores, que en nuestro caso son los más violentos y destructivos porque vivimos en sociedades patriarcales con un inicio de evolución a otra cosa (que la mayoría al fin tolere por ejemplo la idea de derechos humanos, aunque aún no puedan actuar en consecuencia) pero muy primitivo aún.

Ayer se me ocurrió el título (que me da el tema, el tono, la pista ¡tantas cosas! ¡No os lo doy para que sea sorpresa! pero si no lo consigo, lo lanzaré aquí fuera por si alguien puede hacer algo con él! 😀 ), y pensé en elegir la literatura y no el ensayo, por esto:

Frente al ensayo, ella me permite introducir no sólo información y razones, sino también intuiciones, sentimientos, hipótesis en diferentes grados de comprensión; permite introducir elementos de un todo, elementos que en el ensayo tendrían que ir hilados y quizá no siempre se pueda, o al hacerlo, se pierda un foco para echar luz a algo. La literatura me permite contar con quien lee, con su mente, con su ser, con su psicología, para dirigirme como igual, apelando a su humanidad, a su deseo, una vez identificado algo que espero ayudar a identificar, a rescatar su humanidad, como si hacerlo fuera importante no sólo para la soledad, sino también para la especie, rescatar lo que desde la inteligencia feminista y más ampliamente la racionalidad empática es su capacidad de influir en el mundo exterior a través de cómo construye su identidad y actúa en su vida cotidiana.

(Todavía estoy algo dormida, supongo, no sólo porque me acabo de levantar, sino porque es la hora de la siesta y el calor está empeñado en tumbarlo todo.)

Yo no digo “No seas un chochito / una nena” porque no creo que algún género sea inferior

Anoto que no puedo sino comprender que actuar, entendiéndolo como impacto (en la propia persona y fuera de ella) incluye nombrar, concebir, es decir, el lenguaje y el pensamiento, no sólo las relaciones y las acciones físicas. Decir esto para mí es un tanto obvio, porque en cómo concebimos las relaciones, por ejemplo, hay más violencia si se opta por verlas como se ven en el patriarcado y se confirma en la consecuente mayoría de hechos en las vidas de las personas, los valores determinan actos, físicos, verbales, de relación, de actitud, de sentimiento… (Sin embargo, en el activismo, personas dogmáticas han repetido sin pudor ni duda alguna “Dejémonos de hablar y actuemos”, una frase que en mi mundo mental es humorística, más bien, cuando no, como en el caso de verla aplicada, agresiva y desatinada; y en las familias “Las palabras se las lleva el viento” cuando sabemos de sobra si quisiéramos que las palabras tienen un poder inmenso, enorme, y están en nuestra mano, en nuestra mente, en nuestra boca.

Yo no digo “Sé un hombre” porque las personas más fuertes que conozco también lloran, y es irrelevante qué edad tienen, si son hombre o mujer, o su identidad sexual

En inglés una canción infantil dice “Sticks and stones may break my bones but words will never hurt me” [Palos y piedras podrán romperme los huesos pero las palabras no pueden hacerme nada de daño / no pueden tocarme], que es otro desatino, aunque nacido del afán desesperado por dar una herramienta de defensa a quien está recibiendo abusos en el recreo escolar, por ejemplo.) (Sin embargo, en el activismo, personas dogmáticas han repetido sin pudor ni duda alguna “Dejémonos de hablar y actuemos”, una frase que en mi mundo mental es humorística, más bien, cuando no, como en el caso de verla aplicada, agresiva y desatinada; y en las familias “Las palabras se las lleva el viento” cuando sabemos de sobra si quisiéramos que las palabras tienen un poder inmenso, enorme, y están en nuestra mano, en nuestra mente, en nuestra boca.

El objetivo de, pongamos, un conjunto de cuentos o relatos que quizá podría escribir, sería por tanto empoderar, realmente, porque siendo conscientes de qué parte de un problema es reproducida porque no nos damos cuenta de que estamos ayudando a perpetuar ese modo, tenemos la opción de hacer eso u otra cosa, de ser así o evolucionar. Y sería revolucionario, en el sentido de transformador, en el sentido de que si una pieza de la maquinaria humana de generar mundo deja de funcionar dentro de esa estructura, está ayudando a que se produzca una evolución, a que se genere otra posibilidad, otro mundo.

El arte es tan necesario, porque nos permite vomitar una y otra vez, en ese doloroso e interminable proceso de asimilación para sobrevivir y vivir y luchar para construir vida buena. ¡Cada cual se busca sus apoyos donde puede! <3 (Y dirán en el Mundo Literario que cuando es ella quien lo hace, es “confesional”, como diciendo “algo menor”, pues ella tiene prohibido culturalmente crear y pensar (tan reciente la prohibición como en Noruega a fines del siglo 10 y principios del 20, para ilustrar con un ejemplo, sígase la pista de Hilma af Klint

Hilma af Klint, “Árbol del conocimiento” (1913)

– por desgracia, hay que leer entre líneas, porque las fuentes continúan con la tradición de no decir explícitamente algunos de los por qués clave en lo que hicieron o no las mujeres, en este caso, como en de la inmensa mayoría de artistas de hasta mediados del siglo veinte nada menos): que si pintaba paisajes y trabajaba de profe de dibujo era en gran parte porque su sociedad patriarcal consideraba que las mujeres no tenían genio creativo pero sí se las daba bien copiar, y por tanto, podían ser profesoras pero no artistas), insistiendo siempre, obsesivamente, en separar y diferenciar lo que es lo mismo, con el fin de crear la jerarquías de valor, y cuando es Él (el Hombre según el modelo patriarcal de héroe, que se lo aplican también a los hombres víctimas de la violencia de este sistema, eso sí, pero cuando han muerto y para explotarlos), “obra de arte”.

 

Pero eso no puede borrar la realidad, que es también un hecho con su cuerpo de evidencias.

*

Sylvia Plath, poemario Winter Trees (publicación póstuma en 1971)

Sylvia Plath era una impresionante poeta, por poner otro ejemplo, no la exponente de cierta habilidad creativa en un tipo de obra que incluso las mujeres pueden optar a intentar. Si lo vemos como “confesión”, por qué no va a verse así la inmensa mayor parte de la producción masculina considerada Historia de la Literatura nada menos que Universal, y que no incluye en su tara intencionada a media humanidad como poco.

A JM, mis personas queridas y mis personas perdidas para siempre

Visionaria

 

Viendo cómo lo mezquino y violento impone su orden

entre tanta buena gente de buenas y malas formas

necesarias siempre, creyentes

tan en la costumbre de no saber,

tan amantes de las variaciones de la misma violencia,

esa que establece una relación o proporción de autoridad

entre el miedo, el complejo y las ganas de hacer daño,

ese ahínco, contra todo, hacia quien sea,

esas personas crónicamente ciegas,

que no pueden mirar ni ver lo que está delante,

detrás, por encima, debajo,

en los ideales y sueños, en la buena compañía

del aliento, el aprendizaje, el compromiso,

porque viven en el melodrama del miedo y la guerra,

en esa industria de la normalidad.

 

Tenemos necesariamente que comprender

que no somos iguales.

 

IGUALDAD. Cuando se habla de igualdad, a menudo se distorsiona lo que se quiere decir, lo que yo al menos entiendo: No es igualar lo que pueden hacer los hombres, no es siquiera (que esto es imperativo pero a menudo un arreglo de transición a sociedades noviolentas) pedir igualdad de derechos. Es tener la misma LIBERTAD para desarrollar el potencial humano que media humanidad, las “mujeres” según la ideología patriarcal, lleva siglos teniendo prohibido hacer en las sociedades patriarcales.

PENSAR ES ACTUAR PERO PENSAR ES DIFÍCIL. A veces intuyes que hay un fallo en un razonamiento y no consigues explicarlo, y la mentalidad de que no se puede decir más que una cosa no ayuda. Quizá por eso evolucionamos tan mal y tan despacio. Lo que me gustaría a mí ser más inteligente! Poder explicar todo lo que apenas veo como en un sueño, como borroso! Una cosa es que las personas que luchan por el cambio social tienen que vivir a dos niveles diferentes, y cuando luchas desde el enfoque de uno, a veces haces algo mal respecto al otro. Pero cómo saber y explicártelo, claro, o explicarlo, cuando tenemos tan hondamente sembrada la ideología de la autodestrucción, gracias al funesto patriarcado, pesadez y violencia sin inagotable.

ACLARÁNDOME Y A VER QUÉ PENSÁIS, quienes queráis que trabajemos en este mapa… (Yo sola ya sé que no puedo, y creo que varias cabezas con diferentes ideas podrían arrojar un trabajo increíble, que podría ayudar mucho.)

(mayúsculas sólo subrayado) MI APORTE CRÍTICO AL DEBATE PROSTITUCIÓN en el foro feminista (que tanto bien le hace a la humanidad y más que le haría si escucharan más) es que si se plantea como ES IMPOSIBLE EL DIÁLOGO, SON DOS BLOQUES, LEGALIZACIÓN – ABOLICIÓN, se está perpetuando el enfoque de análisis de la ideología patriarcal (que todo el mundo tiene salvo que intente currárselo, y desde luego en los partidos de izquierdas está muy presente), según el cual se reduce el mundo a dos bloques contendientes, donde uno es el Bien que debe PREVALECER, IMPONERSE y otro el mal que debe ser aplastado.

Si se comprende que los procesos sociales son PROCESOS, el mundo de pronto se ve más complejo que esa simplificación tan de la ideología patriarcal, que distorsiona y obstaculiza tanto el diálogo, que no tolera el diálogo y condena a la perpetuación de esos modos de pensamiento y relación. Habría que pensar más como mapas mentales, como conexiones neuronales, no organizar la información y las ideas de esa forma primitiva patriarcal, tan violenta. Por eso planteé que hiciéramos un MAPA DEL DEBATE, no que se me considerara anti-abolicionista y se me intentara convencer de lo que ya entiendo.

Que el fin tenga relación con el proceso, que se pueda llegar a gente no feminista y feminista, que se pueda transmitir una idea que siga suficiente gente como para generar un cambio social, requiere que el fin sea un ideal y no un principio, que el fin tenga en cuenta que más allá del afán de condenar y descalificar a quien sea, lo suyo sería superar esta tara del pensamiento patriarcal y dialogar, y que para eso hace falta respeto mutuo (creer realmente en que somos personas, no esa caricatura de las personas que da el Sistema), y no dejar fuera del diálogo a la gente noviolenta porque hay gente violenta que se mete también, o quiere manipularlo.

Nómbrese y ubíquese todo antes de meterlo todo en dos bloques, y quizá se vea que los bloques no ayudan más que a la perpetuación de la guerra, no a la vida, no a pensar sobre la vida social.

La diferencia entre ideales y principios está en el nivel de crueldad (conceptual, de actitud, palabra, acción) en la ejecución.

https://www.facebook.com/notes/michelle-reny%C3%A9/borrador-mapa-debate-prostituci%C3%B3n/10153959413820933

Cuando quitaron todos los puestos de trabajo del metro, que ayudaban a cuidar a la gente, aquella persona no armada en una cabina del andén, que podían ayudar en emergencias y si te atacaban, nadie protestó. Cuando recortan puestos de trabajo en el banco, cuyos empleadas y empleados que serán echados tienen que reírse de ti porque vas a ventanilla y no sacas el dinero del cajero, cuando te hacen echarte la gasolina porque ya no hay puestos de trabajo en las gasolineras, cuando fuerzan en todo tipo de establecimientos, para recortar puestos de trabajo, a que hagas tus citas por internet, o las cosas, y usan a la gente en diferentes funciones por un único sueldo, nadie dice nada, no se habla del problema. Sin embargo todo el mundo habla del grave problema de recorte de empleo cuando la gente (además debido a que todo nuestro trabajo no vuelve a la sociedad, sino que va a unas pocas personas) DECIDE COLABORAR Y AYUDARSE. Qué grave amenaza para el patriarcado. Que la gente quede para compartir un coche no es un ejemplo admirable de colaboración para el bien de la gente y el medio ambiente, sino una insolidaridad intolerable. El problema no es nunca la avaricia de la minoría y las políticas psicópatas que protegen sus mercados. El problema es siempre que no consumimos suficiente, que no tenemos buena formación, que no nos apretamos más el cinturón… En fin, vomitiva la ideología patriarcal y sus valores violentos.

¿QUE LAS MUJERES TAMBIÉN SON MACHISTAS? Lógico, tienen mucho más que perder que un hombre machista: pueden matarlas por no hacer lo que mandan. O violarlas. O ver que toda la comunidad se pone en contra suya. Es lo que tienen los sistemas de opresión: que cuentan con la obediciencia de la población oprimida porque temen.

DICHO LO DICHO, ¿PODEMOS YA SEGUIR CON EL ANÁLISIS DE LA VIOLENCIA DEL HOMBRE EN EL SISTEMA PATRIARCAL? A ver si podemos desmontarla y evitarla para bien de todo el mundo, empezando por quienes la reciben sin poder evitarlo porque no la están ejerciendo?

ACTUAR. Nos decían “MARGARITE YOURCENAR ESCRIBE COMO UN HOMBRE”. En el pasado, cuando una mujer hacía algo por ser humana que el patriarcado la prohibía por ser mujer, decían “Hace eso como un hombre”. ¿No os parece una increíble violencia conceptual? ¿Un afán humillante reductor de la humanidad de esa persona? Con las ideas nos encierran también, y reducen a nada. Con la palabra también. Por eso yo pienso que pensar es Acción, y que pronunciarse es actuar también. Y me parece arrogante (en el mejor de los casos) que la gente diga: “Dejemos de hablar y actuemos ya!” La mentalidad patriarcal de que todo son binomios que se excluyen te llevan a frases tan idiotas, como si todo fuera dos bloques, y si haces una cosa, no haces la otra. No se puede actuar sin pensar y sin el lenguaje, sencillamente es imposible!

NO SOMOS EL LENGUAJE QUE SE USABA (gracias, Eni, haremos postal!)

A raíz de la petición de que una página, Cine para todos, de Fb se llamara “Cine para todo el mundo”, y ver la falta de respeto con que se trató a quien lo propuso, la agresividad con que se le atribuyeron además cosas que no decía, comparto varias reflexiones que compartí en Fb:

AUTORITARISMO DE GENTE CON MUCHA IDEOLOGÍA Y POCA EMPATÍA. Franco, como la RAE, tenía esos vicios: nos decía que México se escribía con “j” (lo que implicaba que daba igual cómo lo escribiera la población hispanohablante mexicana), y que Dickens se llamaba Carlos, y Shakespeare, Guillermo. Es gracioso que siga habiendo profes de lengua de izquierda que se burlen de que las mujeres pidan que no se use lenguaje masculinista en textos escritos que pretenden dirigirse y nombrar a todo tipo de personas. La ideología patriarcal, tara más de lo que mucha gente sabe! La salvación: aprender, abrir la mente, que no venimos de grandes modelos de sociedad, sino de algo incluso peor. Y si hemos mejorado ALGO ahora, es por ejemplo, porque las mujeres, las personas en general, tienen alguna posibilidad más ahora que antes de poder construir su identidad con más libertad. SI NO ME NOMBRAS, NO EXISTES.

AQUí: Un buen ejemplo de cómo cuando agreden verbalmente porque pides que te llamen en femenino no es porque sea antieconómico, pérdida de tiempo decir dos palabras en vez de una (con la de otras palabras que verborrean), es porque les jode tener que ampliar el mundo conceptual para incluir a más gente. A ver si sacamos tiempo y lo subimos a la web!

Hay una página “Cine para todos” que cuando hemos pedido que la llamen “Cine para todo el mundo” nos han posteado la mierda de discurso asocial y acientífico de la RAE de que incluir el femenino es ridículo (tan importante es que volvamos a casa y nos dejemos de invadir sus sitios de siempre). Y al final ha sido muy gracioso porque como no pedíamos que metieran un femenino, lo que se ve es que no es que les moleste añadir palabras que para ellos y ellos sobran, es que les revienta que no estén ellos solos ya en todos los lados.

Abandonamos el grupo porque hemos pedido que no sólo se incluya a las mujeres en foto, sino también en el lenguaje, que se llame la página CINE PARA TODO EL MUNDO, y nos han tratado como si fuéramos unas ignorantes y unas irracionales. Contra toda ciencia y mínima educación hacia el hecho que no se puede cambiar ya: que las mujeres son personas, y si piden ser nombradas, aunque sólo sean unas y no todas, se las nombra, y listo. La mínima educación. NO ES CINE PARA TODO EL MUNDO, eso queda claro.

— Ante reacciones de mujeres que agreden verbalmente a las que piden ser nombradas:

¿MUJERES MACHISTAS? CLARO. SÍ, muchas mujeres defienden al Hombre con su vida: insultarán, vapulearán a otras mujeres que hacen una crítica a la violencia patriarcal, en el no nombrarnos, en el violarnos y matarnos, en el encerrarnos y prohibirnos ser personas, las insultarán, pegaran, matarán como Él lo hace, lo aplaudirán. Pero cada vez somos más las que conseguimos no quedarnos en ese marco cultural mental, que tenemos suficiente capacidad de pensar y analizar, y suficiente valor, como para no obedecer el mandato patriarcal. Pero sí, si Él está autorizado a cualquier violencia, a decidir incluso que nombrándole a Él basta, Ella es su sirvienta tradicionalmente, y dará su propia vida por asegurar que a Él se le obedece. Ha sido así durante siglos. Así es como se mantienen todos los sistemas de opresión, porque ningún sistema de opresión puede estar ejerciendo la violencia física directa todo el tiempo, necesita contar con la colaboración del grupo oprimido.

NATURALEZA Y CULTURA (humana). Pensaba sobre que la naturaleza, la vida, no muestra empatía, aunque, que sepamos, nuestra especie sí puede, otras especies también, incluso vegetales, pienso. Y pensaba cómo eso, la empatía en los animales de nuestra especie, es algo maravilloso y bueno, y cómo cuando estamos oscurxs o iluminadxs y hablamos de nuestra especie de inteligencia tarada (que todo lo que toca lo vuelve violencia, al menos en las formas de la organización social patriarcal y sus susbsistemas de violencia, como el capitalista), en realidad ninguneamos, ayudamos a borrar todo rastro de otra realidad humana que es excepcionalmente positiva (bueno, yo veo la solidaridad como un eje fundamental, vital, para la organización social porque soy de ideales anarquistas), incluso en la naturaleza, donde un cachorro que no pueda mantener el ritmo de una marcha o no coma lo suficiente está condenado a morir o ser engullido por otro animal. No todo en la vida, en la naturaleza, es así de crudo, por eso mismo: porque hay especies con capacidad de colaboración y empatía.

Pienso que aprender a denunciar la violencia también conlleva aprender a ver lo que también somos o podemos ser aunque no sea mentalidad prevalente en nuestras sociedades, porque si no vemos cómo puede operar la alternativa noviolenta, nos despistamos más en los caminos, por ejemplo, “pegándonos” (incluye no apreciándonos, el aporte) en lugar de conviviendo sabiendo que todo es complejo y que lo importante no es que todo el mundo haga lo mismo, pero sí que comprendamos que rechazamos las “soluciones” violentas, porque entendemos que un mundo donde la prioridad es cuidarnos y cuidar la casa que nos acoge es más realista y práctico, y bello y bueno, que un mundo humano que pudiendo usar la inteligencia para cosas verdaderamente inteligentes (racionalidad empática), lo usa todo para mantener el orden de sistemas de violencia.

La otra cosa que veo al considerar la naturaleza es su inagotable diversidad: cómo la vida prueba y explora todo, todas las posibilidades y potenciales. Y si consideramos la identidad humana allí donde hay más margen de libertad, cómo han empezado a surgir muchas más identidades de las que han reflejado que existieron durante siglos, esto no es más que radicalmente natural. Y algo que un sistema de violencia como el humano que impera nos obliga a hacer, algo increíblemente demente, absurdo, es establecer que unas identidades son “naturales” y otras no y deben ser estigmatizadas, aniquiladas.
Podríamos evolucionar de formas muy positivas si tomáramos lo bueno de la vida, de la naturaleza, y de lo que como animales somos capaces de hacer que es increíblemente positivo, como esto de sentir empatía no por “la familia/lo nuestro” como nos han dicho: es que somos capaces de sentir empatía por todo tipo de seres, seamos o no seamos madres (cuidadoras) o líderes violentos cuya familia es su masa de personas explotadas. Cuántos ejemplos hay de personas que han arriesgado su vida por ayudar a construir sociedades menos violentas e injustas, y han soportado el precio de una vida de rechazo social, cuando no tortura, o han sido asesinadas, y su memoria difamada, su existencia distorsionada para borrar así todo rastro de su asombroso bien para el mundo. Y esto se ha hecho como madre, como líder, se nota en determinados papeles, pero es que también se hace como persona todo el tiempo, más allá de funciones o roles concretos, quiero decir: es un rasgo humano.

Aprender a pensar de maneras en que aprendes a ver lo que está mal y también lo que está bien, puede llevar a una evolución positive en dos sentidos cruciales: por un lado, evitarnos estar siempre corriendo el riesgo de sentirnos aplastadxs por la realidad imperante de violencia en las culturas humanas (p.e., tristeza, depresión, desánimo), lo que es vital para que sigamos creciendo en número y en acciones que impactan el conjunto, lo que es vital para que un día esta visión más noviolenta sea prevalente en la sociedad, mayoritariamente seguida, quiero decir; por otro, nos ayudaría a evolucionar más rápido, aprovechar mejor esfuerzos y tiempo dedicado, en lo que es la evolución de lo bueno de lo que somos capaces, porque es muy pesado lo lento que esto va, y pienso que va tan lento porque no terminamos de entender las cosas más fuera del marco de la ideología patriarcal.

Si bien somos ideológicamente patriarcales, es nuestra cultura de siglos, el que esta ideología no haya reducido nuestra realidad humana ni nuestro potencial indica lo que ya sabemos: que la cultura es producto humano, nuestro, y por tanto, puede cambiar. Y que ninguna cultura puede moldear la vida contra la vida misma. Pero sí podríamos crear cultura que partiera no de la falacia patriarcal de la prevalencia del Más Fuerte (el ser más violento, nuestro líder a quien defendemos aunque nos arruine la vida) y de un sistema sexo-género demencial porque ni siquiera quienes se identifican como mujeres u hombres creen serlo por las mismas razones, esas mentiras o mitos patriarcales que distorsionan naturaleza y cultura, pero sí puede pensar, crear caminos de resolución de los asuntos que tengan en cuenta lo bueno que podemos también, que alienten nuestros mejores palabras, actitudes, comportamientos, maximizando cosas tan valiosas como la racionalidad empática (frente a la razón patriarcal) porque desde aquí se alienta la creatividad, la exploración, se comprende más profundamente la diversidad y se imagina más fácilmente la convivencia y el diálogo.

Si bien el problema de violencia es complejo y desbordante, hay que progresar en identificar que la violencia no es sólo la agresión física, dejar de justificar la violencia conceptual, verbal, actitudinal y la que se supone que no es violencia y lo es (como el hambre, como la pobreza), hay que abandonar la idea de una verdad absoluta y entender que saber que eso no existe no es nada que deba conducirnos al nihilismo, sino pura ley de vida: la vida es diversa y se puede sacar o echar luz a lo que nos diferencia para construir cosas buenas, no sólo guerras, como ordena el patriarcado. Hay una arrogancia muy estúpida (no es insulto, sino literal!) en creer que las cosas son de una manera y no pueden ser de otra. Una cosa es acordar verlo así y otra reducirlo todo a esa idea. Una cosa es convivir y relacionarse en la sociedad y otra ser y relacionarse a niveles más íntimos.

Mensaje de Helena M.:

Michelle, contribuyendo a tu reflexión sobre lo lentamente que avanzan las cosas. Quizá se nos olvida que somos infinitamente diminutas particulas del universo y que nuestro espacio-tiempo es nada en comparación.
Personalmente me apasionan estas contextualizaciones.
Además de esto, bien por enfocar la visión del ser humano. Decía el Dr Rojas Marcos tras el 11S que las personas somos esencialmente buenas y solidarias pese a todo el mal que creamos y eso es lo que nos ha hecho seguir adelante hasta ahora.
Gracias por tus reflexiones.

DEBERÍAMOS LISTAR todos los modos en que se borra nuestro rasto. Tras 30 años luchando empiezo a sospechar que esto es como el día de la marmota. No pasamos nunca a la historia porque sistemáticamente la ideología patriarcal nos lleva a impedirlo, como sociedades, trabajamos con ahínco en ello, por la creencia supersticiosa de que quien lidera es el Hombre, el único, al fin y al cabo, hecho a imagen y semejanza de Dios. Si tenéis cosas para este tema, podéis escribir a mp arroba mujerpalabra.net
Este año vamos a meter crítica a la ONU (Declaración de DDHH, por su lenguaje machista, y porque no aceptan en bibliotecas la palabra clasificatoria Feminismo) y a la wikipedia, que tiene un frente de soldados implacables bloqueando todo lo posible y más.

POSDATA a lo de listar. Anoche leía sobre Mary Wollstonecraft, sobre las mujeres de la época, feministas en realidad, pensadoras, filósofas jacobinas, escritoras, artistas, activistas, todas compartiendo cosas sospechosamente comunes en su vidas, claro, el Gran Obstáculo, no sólo compartían el tener una valentía y generosidad increíble por proteger su criterio. Y decía que en la época aunque eran minoría llegaron a ser sus ideas bastante extendidas aunque siempre con gran “controversia” (como ahora, ni en la declaración DDHH a la que nuestra lucha ha sido fundamental nos nombran, pero siempre nos llaman feminazis, supongo). Y pensé: Exactamente como hoy. La espiral tramposa.
Hablemos del Gran Obstáculo! Y de cómo todo el mundo aporta su granito, machacando, siempre todo lo que pueda dar la esperanza de echar luz en esta tiniebla de violencias sin fin.

POSTADA 2 y con esto completo el marco mental que tengo. Y disculpad la autocrítica, a las compañeras de partidos políticos: no hay que reproducir las estrategias de partido. No hace falta ningunear a otras personas. No sois las únicas personas que luchan, ni las que luchan mejor o más práctico. Esto es muy complejo, hay que respetar a todo el mundo, y que cada cual aporte lo que aporte. Es pesado, y es tirar piedras contra el propio tejado. Sencillamente difícil de comprender. No todo el mundo busca lo mismo, pero cualquier pulsión hacia cosas que no sean violencia merecen un mínimo respeto: no ningunearlas.
A mí de joven un pacifista histórico comentó graciosamente que Quién era yo, si en el mundo del pacifismo no me conocía nadie. Ciertamente, pero el mundo del pacifismo no es el mundo humano, sino el grupo de quienes piensan que están en el mundo del pacifismo. Y de hecho, a mí me habían enviado a un proyecto pacifista porque aunque no era del ovimiento, tenía una experiencia mental y vital impresionante de formación en noviolencia. Pero claro, los varones del mundo del pacifismo no me conocían, ni ellas, las chicas de apoyo. Décadas después sigo topándome con feministas que no conocen a sus compañeras feministas que no son de partidos políticos, que las leen incluso, auqneu jamás las ponen gordidedos, y si les preguntas, no les suena.
Vale ya, caramba. Hay mucho trabajo. Vale ya de mentalidad violenta clasista de grupos elegidos. Un poquito de convivir

POSDATA 3, porque sigo y sigo, sapos y culebras noviolentas! El otro día escuché a hombre joven del pueblo saharaui contestar a la pregunta del periodista Gonzo (El intermedio) que claro que él querría poderse ir a un lugar donde pudiera hacer lo que le gusta, pero que tenía que quedarse con su comunidad, porque era necesario. Me sacude hondo esta crueldad del mundo patriarcal humano que tiene a la gente impedida de perseguir la vida que saben y pueden descubrir que puede perseguir. Y así estamos secuestradas las personas, y las mujeres particularmente, siempre muñecas para uso y abuso. Basta ya. Hay que desarrollar criterio, y dejar de entendernos desde la psicología de guerra patriarcal. Ser diferentes es una riqueza, trabajar en miles de cosas también, porque todo es muy complejo de cambiar. No podemos apoyarnos en todo pero sí podemos apoyarnos en no borrarnos del mapa. La autocrítica tiene que ser más profunda, valiente y generosa. No tenemos que queremos, basta con que sepamos que esto es trabajo en equipo, y que tenemos que superar la tara del pensamiento en blanco y negro. Un poco más de dignidad individual creo que ayudaría mucho, menos psicología de Grupo Elegido, más imaginación. No sé! Estoy en plena furiosidad feminista!

SOBRE LA GUERRA. Es curioso lo muy eficaz y complejo de la evolución del concepto guerra entre los señores de la guerra, y lo primitiva que sigue siendo la idea de guerra entre la mayor parte de la población, que sigue pensando en campos de batalla SÓLO, cuando hay un montón de guerra en “luchas violentas” encubiertas bajo términos como “información”, “ley y orden” o “lucha contra las drogas”, o las políticas de dependencia alimentaria, o financiación de grupos que mantengan la falta de construcción de sociedad para perpetuar el saqueo y la esclavitud. La ideología patriarcal sólo se basa en violencias ad nauseam. Qué triste y enfurecedor y bobo es que se siga sin escuchar a las personas y grupos (aún minoritarios en cifras totales pero cada vez más) que usan la información, la buscan, eso sí, para conocer la REALIDAD y buscar soluciones noviolentas a los problemas, como las gentes de los grupos de derechos humanos, feministas, pacifistas, antiglobalización, ecologistas, etc. No que allí toda la gente esté libre de ideología patriarcal, pero están en la lucha por conocer mejor y actuar mejor.

ARTE, LOCURA, SOCIEDAD Y VIOLENCIA. Yo tengo una interpretación muy distinta a aquella con la que nos han machacado (y machacaron a personas artistas) en el siglo 19 y 20, que tiene más que ver con que la ideología patriarcal convierte en violencia todo lo que toca. Lo que llevó a la depresión y a desequilibrios a personas ejerciendo una actividad artística, para cuando de verdad ese fuera el caso, fue seguramente la incomprensión, la brutalidad en la negativa a comunicarse de la sociedad, siquiera a dejar en paz a quien ve diferente (ver diferente algo lógico y natural pues lo sospechoso es que todo el mundo vea igual, en ideología patriarcal, una ideología tan hostil a la naturaleza humana).

Tener un talento no significa tener una enfermedad mental. Tener criterio propio, visión propia tampoco. Pero que tus congéneres no comprendan lo que dices, que lo interpreten todo malintencionadamente, deformantemente, porque no pueden soportar un criterio diferente, les da miedo y pavor, y lo machacan (hay, en mi opinión, una conexión robusta entre miedo y uso de la violencia; no son “los valientes” quienes usan la violencia, sino los que no controlan su miedo para buscar buenas soluciones, de la misma manera que no son más inteligentes quienes “solucionan los problemas” recurriendo a la violencia, tan destructiva); que en lugar de convivir pacíficamente contigo, que al fin y al cabo no le haces ninguna violencia a nadie (que tu existencia cuestione las mentiras que acatan por ideología explicará su violencia hacia ti, pero no la tuya, que no existe pues sencillamente expresas), te quieran aislar como peligro y atar bien atada o atado, cuando no directamente linchar (esas acusaciones que sufrieron por ejemplo Camille Claudel y Vincent Van Gogh), justifica la paráfrasis que hice yo con el dicho (tras años de observación y vida en mi sociedad): “Dime de qué me ACUSAS y te diré lo que me estás haciendo”.

Respecto a formas de ver y criterios independientes, la historia patriarcal está llena de inquisidores del poder, y de inquisidores e inquisidoras en la masa que acata. (Yo lo sé con mi propia pequeña y anónima vida: ¡cuántas veces he visto a “buena gente” contribuir a crear una realidad de distorsión y violencia con mi vida! Sólo que yo he nacido en una democracia que por mal que vaya es donde las mujeres y en general las mayorías han podido tener más espacio para la construcción de su identidad que antes, porque no se nos lincha físicamente, o apresa, encarcela, tortura y ejecuta aunque se nos hagan otras cosas.) Estos líderes violentos, apoyados por la masa ciega (que ahora no obstante tiene más crimen, lo de ser ciega, porque hay oportunidad de información y formación) cierran filas, bloqueando, intentando exterminar cualquier atisbo que apunte a que otro mundo humano es posible, y muy diferente.

¿Cuántos siglos más harán falta para que la mayoría deje de tener miedo y rechace la ley del más violento, del que tiene menos escrúpulos? No tanto como en el pasado, en el sentido de los logros del activismo social (entre ellos, del feminista, que se refleja en la noción de derechos humanos y en todo el desarrollo de lo civil o ciudadano frente a lo militar y esclavista) ha ofrecido modos de actuar a nuestra sociedad que no son ya como antes, que hablan de convivencia y derechos, pero seguimos justificando la violencia en todo (proceso inconsciente), a todos los niveles, en lugar de ir trabajando en reducir esos escenarios de resolución, para hallar formas noviolentas que realmente RESUELVAN cosas.

Seguimos ignorando y aún “acusando” a gente que aporta cosas buenas o menos malas. Seguimos validando la existencia y la actuación de gente que perpetúa los modos de relación de la violencia. (Incluyo la violencia que cualquier ejerce cotidianamente: la conceptual –cómo te consideran– que es terrorífica, la verbal, lo que dicen de la gente a la que quieren quitar de en medio o que no sienten de su grupo de acatamiento, y la mentira porque ésta, abrumadoramente utilizada para todo en el día a día por tanta y tanta gente, esa mentira para manipular y explotar, aprovecharse o abusar, para sencillamente “robar cariño”, como yo lo llamo, porque es una forma de desamor, de no querer o no respetar a quien se la cuentas o haces, la mentira es otra forma de la violencia, y rara vez la usamos para cosas buenas).

La enfermedad mental no es sólo resultado de “fallos internos permanentes y de nacimiento” del cerebro humano. Como bien sabemos hoy, podemos tener desequilibrios diversos a causa del sufrimiento, de la adversidad, de la incomunicación, de la necesidad física de lugar seguro al que ir, comer, protegerse del frío o el calor, tener un trabajo para poderte sustentar materialmente… Quién no ha tomado hoy, además de sustancias estimulantes y tranquilizantes (azúcar y sal, café y té, infusiones, tabaco, alcohol) como han hecho las personas a lo largo de la historia de la humanidad (siendo unas aceptadas y otras hipócritamente rechazadas), drogas químicas legales como tranquilizantes, ansiolíticos y antidepresivos, y se considera, no obstante, una persona “normal”, es decir, sin “enfermedad mental”.

La supuesta enfermedad mental no es un estado que te toca o no como nacer en una determinada geografía (pongamos, la franja de Gaza o la comunidad de Madrid), permanente, inalterable. Lo que llamamos “enfermedad mental” incluye en muchos casos (y no soy entendida, pero sí he vivido en mi cuerpo en este mundo y aprendido de las vidas de otras personas también porque soy una buscadora de soluciones incansable) estados transitorios donde la persona no puede lidiar con la vida, y que ahora con una droga química legal se curan, otros, se controlan, cuando unas décadas antes costaban el suicidio, o una vida de sufrimiento atroz interior, y de generar sufrimiento en otras personas como resultado de esto. (Todo esto simplificando la cuestión porque esto es una reflexión ¡que se me ha complicado bastante ya! 😀 )

Mi apuesta es que ni Van Gogh ni Claudel habrían tenido ningún problema mental (y dudo mucho que ella lo tuviera a pesar de un ingreso en psiquiátrico de 30 años, como no fuera como resultado directo de lo que la hicieran allí) si él hubiera podido tener un mecenas para montar un lugar que fuera como una universidad popular de artistas, “universidad” en un sentido distinto a lo que tenemos, claro. Un apoyo con que enfrentar el hecho de la incomprensión, y una protección de las “acusaciones” asesinas. Y si Claudel destruyó su obra no fue por locura, sino porque se la llevaban a un psiquiátrico, y claramente lo sabía porque ya había sufrido y enfrentado la difamación y la incomprensión, esas distorsiones tan efectivas para destruir todo lo que tendría un valor impresionante para la construcción de un mundo humano noviolento (al menos tan noviolento como la civilización alienígena de la película de 1951 –no la versión de ahora!- “Ultimatum a la tierra”, orig. “The Day the Earth Stood Still”). Y habría tenido el valor indescriptible, más siendo mujer, de no perder la cabeza y rechazar toda presión de plano. Destruyó su obra probablemente por algo más que un ataque de desesperación o furor: porque conocía su valor, al menos lo sabría en ocasiones, y no iba a dejarnos algo tan valioso, a una sociedad tan brutal. Es mucho arrojo, y mucho amor a las cosas buenas, en mi opinión, una acción directa noviolenta (ADNV) en estado puro, y nada relacionado con ejercer la violencia contra la gente, como se la trató. (Yo lo imagino bien, ¡será que estoy loca! 😀 )

fritillaries-in-a-copper-vase-1887(1)

yo lo llamo el cuadro del florero de cobre, de Van Gogh

junto a un campo de trigo, con amapolas, y una alondra, de Van Gogh

junto a un campo de trigo, con amapolas, y una alondra, de Van Gogh

detalledelascotillas

detalle de Las cotillas, de Camille Claudel (se sostiene con una mano, es chiquitita; cómo habría sido grade!)

la-valse-camille-claudel

Y esta escultura, el vals, con todo su peligro y entrega al placer y al amor, es enana, la coges con una mano, qué habría sido en grande!

Murió en 2003, una pérdida pero aquí queda su lucha. Impresionante concentración y capacidad de significar.

Con la letra

Una de mis favoritas y viniendo de una luchadora y artista de esta magnitud, se multiplica la belleza y la fuerza, para mí, sin duda.

Y en el caso de las mujeres, lo reflejamos a través de algo tan real y humano como nuestras propias vidas, eso que llaman, con afán devaluador, “confesional”, concepto patriarcal de una violencia extrema y ajena a tanto y tanto arte.

A Prince, Nina Simone le cambió la letra de The Times, en una de sus últimas grabaciones. La fuerza del amor y la rebeldía, invisible en las mujeres. Stop…, stop…, stop… you’re giving me nightmares!

Rodrigo y Franco rabiaron, pero dio igual: no pudieron impedirlo, sólo obstaculizar. No se puede con la creatividad humana, sólo obstaculizar. A ver si la mayoría se anima a dejarles: leer Mano Izquierda

Marzo 2016: La RAE, academia de la lengua que no existe ya, no puede hacer nada contra el cambio lingüístico, y han sacado una traducción del Quijote al español del siglo 21 porque aunque hablamos la misma lengua siglos después, ésta ha cambiado tanto como es lógico, con el paso del tiempo, con la evolución de las sociedades, que ya no hay quien se lea el Quijote en el español en que fue escrito. Salvado Cervantes, para disfrute de generaciones muy posteriores, la RAE, acorralada en su esquina de anacrónico querer imponer la lengua que conciben como correcta porque no entienden la lingüística moderna a la población hablante (¡no sólo de su país, claro, porque son hijos del imperio!), arremeten con el tema que más les crispa: el absurdo (según ellos) de nombrar a las mujeres pues (para ellos; supongo que las mujeres de la RAE no se sentirán molestas con este uso del masculino “inclusivo”) nombrando al Hombre, como siempre, basta.

Omiten los datos de la realidad, claro: la exclusión de las mujeres del derecho a ser nombradas tiene relación con su exclusión de siglos, impuesta en las sociedades patriarcales, del ámbito del conocimiento, la creación, de todo lo que no sea ajustarse al papel de madre procreadora patriarcal, sirvienta, educadora patriarcal, muñeca de goma o santa; y sobre todo: que ya lo sabemos, y que ya ha empezado a cambiar. Quien entiende la importancia de tener un nombre propio, entiende la importancia de su derecho a recibir ese mínimo respeto. Ya no nombramos sólo a las damas, esposas de los hombres poderosos; ahora todas las mujeres tienen ese derecho: que si te diriges a ellas, si quieres llamar su atención, si quieres que te escuchen, si quieres pedir su apoyo, su ayuda, tienes que nombrarlas, porque la lengua española tiene (además de innumerables excepciones, como todas las lenguas humanas) un recurso gramatical conectado al género (“masculino/femenino”; en español no hay sustantivos neutros): que en general el sufijo “o” indica género masculino y el sufijo “a” genéro femenino.

Y hasta que logremos construir sociedades donde esa visión tan limitada del sexo humano se supere, habrá que ir ampliando para visualizar quiénes existimos: no sólo el Hombre patriarcal, ordenando y mandando durante siglos que las mujeres deben ser dominadas por Él porque no tienen rasgos nobles ni inteligencia suficiente, además de ser más débiles físicamente, esas grandes mentiras de la Historia patriarcal sobre media humanidad. Una media humana oprimida que durante siglos ha demostrado, no obstante, tener nobleza, inteligencia, fortalezas de muchos tipos, porque eso son rasgos humanos y los puede tener cualquier persona al margen de sus genitales.

El sistema sexo-género patriarcal se basa en ideas muy primitivas y violentas sobre lo que somos las personas: los hombres no son todos como el Sistema describe, las mujeres tampoco, y también sabemos que hay más tipos de personas, que hombres y mujeres, que las personas, comparten muchos rasgos, todo el potencial, porque son de la misma especie, la humana. La maleabilidad del cerebro y la mente humanas es tan asombrosa que sencillamente cómo sea nuestra mente tendrá que ver (más que nada dada la gran importancia que le concedemos a las relaciones con otras personas) con la capacidad de aprender y, al margen de nuestros talentos individuales “innatos”, lo que constituya nuestra mente viva: el desarrollo (esa oportunidad) de cómo usamos nuestra inteligencia, que viene marcado por lo que el resto espera que seamos, ese poderoso condicionante, y por eso tenemos que dejar de querer que seamos según una norma, la de género patriarcal, que nos limita el desarrollo de la inteligencia, condenándonos al barbarismo.

Es cobarde, además de todo lo expuesto, rabiar por un tema X y arremeter contra un tema Y, pongamos, el clásico “universal” del patriarcado: la estupidez, maldad, ridiculez, histeria de las mujeres, porque hay siglos de condicionamiento para que ellas siempre nos parezcan las peligrosas y violentas, las idiotas.

La RAE debería dedicarse a la elaboración, si acaso, de diccionarios etimológicos, y dejar de intentar impedir la evolución que ya se ha producido, explicándonos que es ridículo, inadecuado, erróneo lo que decimos, que hagamos lo que estamos haciendo: nombrar en femenino a las mujeres cuando están ahí y las vemos como antes no las hemos visto: como protagonistas de su vida también. La antesala, efectivamente (¿acaso da miedo?), de que tras nombrarlas a ellas lleguemos a la noción de que en literatura, por ejemplo, personas que son mujeres puedan ser vistas como creadoras de una obra que toca lo humano, la esencia humana, en lugar de ser llamadas creadoras de la confesión de su pequeña, ridícula y desagradable existencia. (Cómo si la literatura de Proust fuera menos “confesional” que la de Sylvia Plath; y no entenderán el problema que plantean porque su ideología les impide pensar con amplitud de miras.)

Vamos de camino a un mundo inclusivo de las personas, lo que implica la superación de un tipo de sociedad que ha machacado la identidad de millones de personas limitando su desarrollo y vidas a unos papeles de género, dos, que si bien tienen algo que ver con la realidad, ya queda claro que son más destructivos que útiles o buenos. El amor, la solidaridad, la inteligencia, el valor, la nobleza, la fortaleza, todos los rasgos positivos humanos tienen un potencial de desarrollo diferente y mucho más amplio. Bastará con que dejemos de invertir tanta energía y recursos en desarrollar lo peor de lo que somos capaces y que le prestemos atención a todo lo asombroso de lo que somos capaces, superando el machismo, la misoginia, la homofobia y transfobia, el racismo, el clasismo… esos conceptos que sólo han servido para construir un mundo de renuncia al uso de la inteligencia a favor del uso de la violencia, partiendo de la violencia primera que es ordenar a una persona cómo debe construir su identidad, negando así su potencial, su identidad posible.

En nuestra recuperación de la Historia desde la investigación ya estamos viendo que a pesar de todo el Sistema de violencia, las mujeres, por ejemplo, han existido no sólo como mujeres patriarcales que encajaban con lo que el Sistema esperaba de ellas, sino como personas, por lo que siempre han estado ahí, luchando, eso sí, contra un Goliat, y existiendo, es decir: no se ha podido hacer de las mujeres lo que el Sistema pretendía, a pesar de todas las violencias ejercidas. Porque somos humanas, somos personas, no ese papel que se tradicionalmente se nos ha asignado.

Si no me nombras, eres tú quien no existe. Yo existo y tengo un nombre. No habremos pasado a la historia pero siempre hemos estado aquí y ahora no vamos a renunciar a ser nombradas.

RAEMUERTA

Sé que hay que aprender a decir “no” porque la gente no está en tu piel y pide a quien da, sin preguntar, sin pensar.

Pero algo en mí se subleva con furiosidad ante el hecho de que se atribuya a quien da el supuesto error de no saber decir “no”. Algo que respondería, “¿y la empatía hacia quien da?”

Bien, hay que ser autosuficiente, independiente. Pero me resuena en la mente:

La cuestión es, ¿la tara de la inteligencia humana es así de no tener posibilidad real de superarse, para construir personas con inteligencia empática?

Esto es ser masa prevalente

Si encuentras cosas mediocres,
malas, corruptas, no notas nada.
Como decía Ferlosio,
“Tolerante, piel de elefante”.
Si encuentras algo bueno o bello,
en el mejor de los casos
te preguntas si debería estar ahí,
en el peor, ejerces, impulsada por la indignación,
toda la legítima violencia.

Patriarcado a juicio por crímenes contra la humanidad.

Divergente

 

Miro una película de ciencia ficción

y pienso, ¿Por qué se identifica la gente

con la protagonista?

Su divergencia es verse víctima y no

comprender la violencia de una realidad

y combatirla, aunque estés sola.

MISTERIOS. Yo no sé cómo siendo tan poco tendente al método me encuentro siempre metida en organizar cosas con mucha gente! 🙂 Y no acepto fácil que me digan que soy desorganizada porque trabajo mucho viendo cómo organizarlo todo aunque sin ser metódica! Es un gran misterio! Quizá si fuera más metódica podría tardar menos… Vale, lo digo ya: me gustaría ser más metódicaaaaaaa!

TRANSGRESIÓN E IDENTIDAD EN LA SOCIEDAD PATRIARCAL (primer borrador)

En las sociedades patriarcales, llevamos siglos de entrenamiento en cómo amoldar nuestra identidad a dos cánones fundamentales, ser Hombre y ser mujer según la ideología patriarcal, y este sistema de violencia, como todos los sistemas de violencia, cuenta desde hace siglos con nuestra colaboración. No me estoy refiriendo a cómo presionamos continuamente a quienes nos rodean para que se amolden a lo que el sistema espera de estas personas, lo que también es un problema que precisa reflexión y conversación profunda. Ahora me refiero a cómo nos autodestruimos, y cómo esto afecta a todo el mundo, pues cuando se impone un modelo de identidad no habrá nunca nadie que pueda colmarlo enteramente.

Nos autodestruimos atribuyéndonos fallos, taras, insuficiencias que en realidad no son problemas individuales (no los veríamos como fallo si fuéramos libres, si no pesara en nuestra mente una ideología específica que requiere nuestra condena a ejercer un tipo de identidad particular), que se originan y ejecutan esa guerra a la identidad humana que acatamos inconscientemente y que nos dice, a través en este caso de nuestra propia voz, que no es así como se debe ser, hacer, sentir, pensar, que somos un error.

Así, para combatir la ideología que lleva siglos asolando el planeta, tenemos que negarnos a autodestruirnos personalmente cuando no colmamos las expectativas del grupo o comunidad, sin aceptar la presión de que esa comunidad nos quiere y vamos a hacerles daño, porque hemos aprendido a sentir y concebir como daño algo que no lo es, algo que podría existir en sociedad y ser positivo. Y tenemos que poder hablar, analizar conjuntamente los tabúes o violencias que nos imponemos para poder hallar las formas que nos permitan evolucionar hacia su superación.

Un aparte, por si no se piensa. Está aquí planteado el “lo personal es político” del feminismo, intento de pensar un paso más, seguir evolucionando, pues el tema de la autodestrucción sigue sin disponer de palabras sencillas que nos permita comprenderlo y por tanto, sigue llevándonos por derroteros que no nos ayudan a mejorar la situación, que no es ni biológico ni cultural, y sobre todo, no es necesario que un animal humano tenga que destruir su identidad personal para ser aceptado por el grupo, no tiene sentido, si fuera un problema, si lo pudiera ser, habría otras formas de solucionarlo. Anoto además, y dada la persistencia del tabú patriarcal sobre las mujeres como personas, con inteligencia compleja, sobre lo profundo e invisibles que es la realidad de que desconfiamos por defecto en ellas y peor aún confiamos en los más violentos por defecto, para que nos “protejan”; y anoto a la necesidad de que comprendamos que hay que ponerle fin, no aceptar que estas ideas misóginas sigan habitando nuestras cotidianidades sociales e individuales, enfrascarnos en la tarea de desarrollar aprecio, empezar a entender el valor de lo que este movimiento de rescate de lo humano ha aportado (pues ha requerido y requiere el ejercicio de una valentía y una inteligencia sobresalientes y la riqueza de la experiencia de haber tenido que sobrevivir como mentes humanas en un papel de mujer patriarcal puede ofrecernos ayuda en la comprensión de muchos asuntos para nuestra supervivencia y desarrollo); que no se limita a querer eliminar los papeles Hombre y mujer patriarcales sino que incluye el rescate y desarrollo por tanto de las cualidades y potenciales humanos por modos de vivir que no reproduzcan sistemas de violencia.

La ideología patriarcal se basa en la violencia primera de enseñarnos a autodestruirnos porque así se ejecuta implacablemente el resto del sistema de violencia. Nos empuja a nuestra autodestrucción personal y como especie, y lo hace a fuerza de que neguemos los hechos de nuestras identidades incontables: a que neguemos el talento de esta especie para la imaginación (reflejada en la creatividad de su lenguaje por ejemplo; y qué impresionante sería esa creatividad si la trasladáramos y desarrolláramos por la resolución de problemas en lugar de acatar que todo nos aboca a la violencia, justificada siempre hasta la náusea) y de su capacidad para la racionalidad empática (racionalidad con empatía pues no puede haber justicia sin sentimiento; que la empatía es un rasgo mucho más instintivo o primario que lo que nos fuerza a “comprender” la razón patriarcal, la necesidad de violencia).

A través de la auto-represión, reprimimos al tiempo la vida real de incontables identidades, modos de ser, hacer, sentir, pensar que existen porque podemos sentirlos, imaginarlos, pensarlos; y reprimimos y luchamos en contra de nuestra capacidad para querer, sobre todas las cosas, por pura supervivencia individual y colectiva como mínimo, que todo el mundo pueda vivir con dignidad, con los mínimos cubiertos (como sabemos bien cuando vemos a personas sufriendo la calle o las guerras).

A través de la autodestrucción fomentamos la guerra a la propia identidad, ese machacarnos y cortarnos las alas; y desde ahí, nos capacitamos para ser capaces de tipo de guerras, de todo tipo de violencias hacia las personas, negándole a la especie una inteligencia mucho mayor respecto a cómo resolver problemas, cómo ser, cómo convivir. Condenándonos a este terrible Sistema de violencia que convierte todo lo humano en violencia, sin límite, si se contempla la espiral de violencia del sistema feudal, con su dios religión, al capitalista, con su dios dinero, por ejemplo.

El patriarcado como sistema social que podemos estudiar a lo largo de siglos de historia patriarcal (un tipo de historiografía que ha sepultado la inmensa mayor parte de la realidad humana, por usar el arma de destrucción masiva que es la omisión, aplicada implacablemente con las mujeres y también con las personas en general más valiosas para la especie por ser capaces de ver caminos de construcción y convivencia y no de guerra y destrucción; aplicando sin límite la violencia de la distorsión para convertir lo positivo rescatado para la memoria en leña para la piromanía patriarcal) representa la guerra continua de un sistema social que no le da valor a las personas, sólo a su explotación por los más violentos, y que impone expectativas autoritarias sobre las personas, reduciéndolas a meros objetos para ser utilizados.

Prestemos atención y cuidado a nuestro animal humano, rescatando el respeto por la vida, y por las cualidades asombrosas de que somos capaces frente a la naturaleza: libertad-creatividad, lenguajes noviolentos conceptual e intencionalmente, solidaridad-empatía.

SIGAMOS LA BRECHA QUE ABRIMOS EN 2003, POBLACIONES DEL MUNDO (después de un siglo 20 lleno de buenas ideas y procesos sociales, que entre otras cosas nos logró un sitio en el mundo a algunas personas, un margen de libertad vital)! Por primera vez nos enteramos gracias a internet que poblaciones de todo el mundo exigían que no se iniciara la guerra de Irak, que encontraran otro medio para resolver las cuestiones, y las primaveras en las plazas (2010 en adelante), el 15M (2011 on), el Occupy Movement (2011). Que sigan los hombres negándose ir a la guerra frente a los gobiernos de la guerra y los medios de comunicación de la desinformación, que desobedezcan, que las poblaciones sigan sin tragarse el fuego de la manipulación y protesten y analicen y exijan POLÍTICAS QUE NO DESTRUYAN LAS VIDAS. Sus políticas antiterroristas no son más que la guerra desarrollada por otros medios y como las guerras de siempre, van en contra de la propia población y la población ajena.

Este mensaje lo escribí a raíz de una conversación con Patricia Toledo por el mensaje mío que inicio este post, RELIGIONES, DESMEMORIA Y RELATIVISMO CULTURAL. Voy a pegar la conversación en comentarios a este tema. Pallá que voy!

COMUNICACIÓN. Es pesada la resistencia que tiene la gente para sencillamente comunicarse con sinceridad y claridad. (Esto no lo digo por una o dos personas, sino por toda una vida de experiencia.) Qué de tensiones y guerras se ahorrarían si la gente entendiera que todo es más sencillo, que la sinceridad no es una amenaza, sino una resolutora de problemas natural!

MALTRATO. Sigo, por tanto, pensando, que no aceptar jamás maltrato de nadie, en ningún contexto, es una lucha noviolenta que merece el esfuerzo. E incluye sin duda la más dura batalla: que no equiparen el pensamiento crítico (siempre una ventana para mejorar) al maltrato (siempre un pozo).

IDEOLOGIA PATRIACAL comparada con INTELIGENCIA FEMINISTA. Algo que yo creo es útil socialmente a entender es que hace falta que mucha gente que piensa diferente se pronuncie PARA CAMBIAR LA IDEOLOGÍA POR DEFECTO, LA PREVALENTE. No pasaríamos a la historia más que como masa anónima, pero HACE FALTA MUCHA GENTE. La ideología patriarcal sólo nos enseña que hay que pasar a la historia con tu nombre para que tu vida valga algo. Pero tu vida vale todo cuando escapa, en las maneras que pueda, a la ideología patriarcal. Así que es preciso pensar esta idea, y ubicarse a favor de la racionalidad empática. Porque es cierto que damos de sí para construir personas y sociedades mejores.

VIENTRES SUBROGADOS Y CUERPOS ALQUILADOS. Si gestar para alguien y servirle a alguien para tener orgasmos fuera un trabajo normal, no veríamos que son las mujeres pobres quienes lo ejercen masivamente en el mundo. Está claro que pueden existir mujeres que lo vean como un trabajo, pero eso sólo es creíble si esas mujeres de hecho tienen otras opciones. Y la realidad de los vientres y cuerpos alquilados no es ésa.
Me pregunto si las trabajadoras del sexo que luchan por la desestigmatización de su oficio, tienen esto muy en cuenta, si se solidarizan con todas las mujeres forzadas a esa actividad por su pobreza o porque las fuerzan a ella. Pues ellas, las trabajadoras del sexo, seguro que saben bien que si el oficio no te gusta, tiene que ser una pesadilla, una tortura. Que no es un oficio tan normal, sino muy especial, requiere mucho asunto especial, pues trabajas con tu cuerpo y tu placer, dolor, hecho sensorial.

LA OMISIÓN COMO ARMA DE DESTRUCCIÓN MISÓGINA. Pienso que lo más valioso que pueden aportar las personas que dan clase son PREGUNTAS, y es difícil dar con las preguntas que condicionarán el descubrimiento de lo EVIDENTE y por tanto de la respuesta más acertada (frente a la no acertada de seguir alimentando la omisión, la invisibilización de las mujeres pensando). LA SOCIEDAD está entrenada para que evolucionemos SIN nombrar lo que está mal, en especial si eso implica crítica al Hombre como líder. Por esto es tabú decir un término científico como “patriarcado” y es tabú nombrar lo que las personas feministas nombran en sus análisis: las prohibiciones, los tratos impuestos, el sistema de roles impuestos sobre la personalidad y el potencial. La sociedad tolera que evolucionemos pero no va a tolerar que nos “metamos” con los patriarcas, no mientras sigan creyendo que son ellos quienes nos defienden (a través de la ejecución del complejo sistema de violencias del sistema social patriarcal), y cuando digo “patriarcas” me refiero a todos los hombres que ejecutan el sistema patriarcal sin cuestionárselo, que cuentan con el apoyo de la mentalidad por defecto imperante, de ideología patriarcal con siglos de adoctrinamiento detrás. Deberían amarnos a las personas que tenemos el valor y la solidaridad o empatía suficiente como para embarcarnos en la tarea feminista de autocrítica y crítica a lo que amamos, nuestra gente. Amarnos y respetarnos, que no es decir, obedecernos, que es bastante violento conceptualmente que continuamente se nos equipare con quienes sí que ejecutan la violencia, a sabiendas o inconscientemente. 

MISOGINIA INCONSCIENTE. ¿Por qué la gente no quiere escuchar a las mujeres cuando analizan cómo la sociedad patriarcal las fuerza a construir una identidad que no es la que eligirían? Si los hombres que hacen esto lo tienen difícil, la hostilidad del silencio y la presión al silencio que se produce cuando se trata de mujeres es demoledora. ¿Para qué leernos o escucharnos si sólo sabemos traer el mal, hacer sentir a todo el mundo incómodo? ¿Si ya lo sabemos aunque no hayamos escuchado nunca? ¿Es sentimiento de culpa? ¿Es miedo a que cambie el orden mundial? Es pesadísimo, injusto, irracional, absurdo.

ESTUDIANTES Y FEMINISMO. Una estudiante ha tenido la sinceridad de decirme que se siente incómoda leyendo a feministas (bell hooks), y que prefiere otros temas. He preguntado que por qué nos sentimos mal cuando escuchamos los análisis de las mujeres y por qué no notamos que estamos todo el día escuchando análisis de un tipo de hombres sobre todo, los reconocidos como con derecho a hacerlo. Por ahora todo en el blog, que es nuestro libro de texto interactivo. Veremos que pasa en clase la semana que viene. Cada vez tengo más claro lo que hago. Y he agradecido que esta estudiante haya roto el incómodo silencio, porque me ha dado la oportunidad de plantear preguntas. Pero qué lucha, qué lucha.

ARTISTS: PROTECT YOUR WORK FROM HEIRS

Mr Wrong Tree,

I’m not barking
I’m communicating
It’s called ‘dialog’
It comes from caring
It’s wholly human
Sorry it’s so disturbing

Human, not like the money
you’re asking for: Ugly,
for all the rights it kills
for all the love it denies
for all the crimes it makes up

Hope you earn a living using her words
Your rights more vital than her work
for humanity — after all, you’re still alive

Still, we’ll mourn the silence you impose
and cry against it — and hope she survives
your suffocating love and protection
Your murderous enforcement of law & order, Mr Wrong

ARTISTAS: PROTEGED VUESTRA OBRA DE VUESTRXS HEREDERXS
(Translation into Spanish by author)

Señor Árbol Erróneo,*

No ladro, me comunico.
Se llama ‘diálogo’, viene de la solidaridad, es plenamente humano.
Siento que desestabilice tanto.

Humano, no como el dinero
que exiges: feo
por todos los derechos que asesina
por todo el amor que niega
por todos los crímenes que inventa

Espero que te ganes la vida con sus palabras
Tus derechos más vitales que su obra
para la humanidad: al fin y al cabo, tú estás vivo.

Con todo, lloraremos sobre el silencio que impones,
lo denunciaremos a voces, y guardaremos la esperanza
de que ella sobreviva
a tu asfixiante amor y protección, a tu asesino
acatamiento de la ley y el orden, Sr Error.

*En inglés “ladrarle al árbol que no es” significa que te estás confundiendo.

Licencia de Creative Commons
Mr Wrong Tree (Copyright Repression) by michelle renyé is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

lpi

I do not allow any Author Copyright claimant/entity to demand any money on my behalf

quote-poetry-is-a-political-act-because-it-involves-telling-the-truth-june-jordan-15-5-0581

Estoy viendo el documental sobre fotógrafos (pocas as, y no me lo creo, pero bueno), es emocionante. Y realmente para hacer cosas creativas de este tipo, fotos, escribir, pintar, analizar el mundo… hay un grupo de gente que prefiere la libertad total, o no puede evitarlo, y se busca un curro aparte. Desde la libertad, la emoción cuando sientes que has hecho un hallazgo, cuando es algo que te impacta, que lo descubres, es algo de lo más bonito que puede sentirse, pienso. Está bien que el dinero y la fama la lleve quien se gana la vida con ese talento. ¡Realmente se lo ganan!

Miro a mi alrededor y veo a la gente en su burbuja. El grosor y la transparencia de la misma determinará el grado de distorsión al ver lo que hay fuera, incluso puede impedir que se vea nada. Quizá esto explique, aunque metafóricamente, la dificultad que entraña la comunicación con quienes no viven en tu burbuja.

Me pregunto si cuando El Bosco metió a la gente en burbujas estaría pensando esto mismo.

04bjardinburbuja

Es muy difícil visibilizar (una palabra “nueva” que da mucha rabia y risa a la gente para la que el mundo que tenemos es el que Dios manda) la subestimación y el desprecio (el no intencionado, digo, y el bien intencionado 🙂 , que del otro, bueno, ya sabemos) con que se trata a las mujeres en las sociedades patriarcales también donde teóricamente las mujeres tienen algunos derechos humanos, porque tras siglos de patriarcado, esto se ha convertido casi en un gen que lleva todo el mundo en su cabeza, y su cabeza está partía por el par del género, sin escapatoria. ES MUY DIFÍCIL que ENTENDAMOS a una mujer cuando RAZONA ALGO y no porque Ellas no estén capacitadas para razonar; es muy difícil que la podamos escuchar y si lo conseguimos, es muy difícil que podamos pensar fuera del marco patriarcal para escuchar de otra manera y entender con más libertad, que alguien que ha estado culturalmente exiliada del rasgo humano de usar su mente humana para razonar y pensar e imaginar seguro que tiene algo valioso que ofrecer, seguro que se podrá aprender algo aunque sólo sea de aquello. Porque si una mierda de mujer consigue razonar con todos los siglos de misoginia que llevamos a cuesta, ¿no tendrá que ser necesario plantearse una apertura mental porque quizá no se rija por los parámetros universales patriarcales? ¿Y eso no tendrá un valor además añadido para aprender a pensar y expresar? No. Ninguno. Nada. Todas las alarmas se activan. A desconfiar, a corregirla (que no refutar o responder), a defenderse, a darla una lección, ponerla en su jodío sitio, mi sitito. Será ignorante lo que ha dicho, será inadecuado, será manipulador menor (la manipulación despreciable de las mujeres, no la poderosa del Hombre, tan necesaria en política y demás), será excesivo, estará lleno de odio… (Cuando tenía el chichi pa farolillos hice bastantes pruebas en foros de discusión, siendo “hombre” o “mujer”, y bueno, se ven muchas cosas, que seguro que no interesan a nadie más que a esa minoría adorable y valiente y generosa y amante de quienes preferirían superar la tara patriarcal del género. 🙂 Si los “debates” entre Hombres son lo que son, irracionalidad y violencias a manos llenas, y si hay suerte alguna idea, los “debates” de ellos con mujeres no entran ni en el mundo conceptual del debate, no son nada.)

Así que no me extraña que a las mujeres nos cueste tanto tratarnos con respeto a nosotras mismas incluso, y a las otras también, y que en general la gente no entienda cómo de continuo y pesado e insoportable este tema es respecto al Hombre, que que una mujer razone tiene que hacerlo consiguiendo que el Hombre no se sienta despojado de lo que le hace Hombre (todo ese pack que se lleva encima).

(Y no se entiende cómo la gente que se lo curra y tiende más a ser persona no reciba ningún valor, nadie tendrá preguntas, ni palabras de estima, nada que aprender de ellas.)

Al final, si no hemos pasado a la historia, si no queremos aparecer en las fotos del Mundo Valioso culturalmente quizá también haya sido porque sólo hemos querido tratar a quienes tenían la capacidad de aprender y evolucionar, o sea… ¿poca gente? ¿Muy poca gente? Según contextos, ¿quizá nadie? (Bueno, no niego el arma de destrucción masiva de la omisión patriarcal, este párrafo es más bien metafórico.)

Viendo a mujeres altas, musculosas (blancas), y a mujeres pequeñas, flacas (negras) competir en carreras largas, de resistencia y velocidad, siento más seguridad en que si dejaran de separar a mujeres y hombres y en las pruebas, se producirían evoluciones que ahora no concebimos. Me pregunto también por qué no ha sido titular que hay ya algún deporte donde mujeres y hombres compiten juntos.

Qué territorio inexplorado el amor. Y cuánto contiene, cuánto da. Y cuánto se desconoce. ¿Superaremos la tara patriarcal de necesitar el conflicto, el daño para sentir que algo tiene profundidad o para sentir vinculación, la de que si hay amor es un mundo plano, sin interés? El amor es un espacio inagotable de cosas buenas. Y si ocurre ese hecho raro, extraordinario, en un mundo que nos convence de la inevitabilidad de las violencias, hará falta valor y uso de la inteligencia para protegerlo y disfrutarlo también.

PROSTITUCIÓN Y DEBATES MARCO-PATRIARCAL. Pensando en cómo ayudar a superar el marco condicionante en este debate (y todos) de la ideología patriarcal y su mundo de binomios contrapuestos donde uno debe prevalecer porque es el Bien y el otro ser destruido porque es el Mal, ¡¡¡SE ME HA OCURRIDO CÓMO EMPEZAR A TRABAJAR MI TEXTO SOBRE VIOLENCIA Y NOVIOLENCIA DESDE LA INTELIGENCIA FEMINISTA!! Empiezo con la mierda de planteamiento Abolición-Legalización y lo comparo con varios otros debates del activismo cuyos planteamientos mejorarían también mucho si se saliera de esa camisa de fuerza. ¡¡QUÉ MIEDITIS!! HE ENCONTRADO UNA VEREDA!

El problema con las personas es cuántas se guían por la mezquindad. ¿Qué grandes cosas les reporta? No lo sé. No consigo averiguarlo. Si alguien tiene pistas… Pero sí sé la miseria del precio desorbitado que tiene para la especie, ya que nos cuesta el desarrollo de todo lo bueno de lo que somos capaz.

Pongamos la amistad. Las familias más patriarcales la detestan, en general. No toleran que pueda haber otro tipo de relación de amor. No es que no haya tiempo, es que les da miedo, y eso siempre lleva a la violencia. Lo que a mí me da miedo, de ese tipo que más que llevar a la violencia, pone triste como si ponerse triste fuera caer en una sima insondable, es el Gran Consenso que hay alrededor de cómo las familias (si hablamos de grupos que se empeñan en demostrarlo inconsciente y conscientemente todos los días) no toleran la amistad. Como decía María Zambrano, lo más admirado es lo más despreciado. ¿Para qué la amistad? ¿Para acompañarse y crecer, acompañarse y conocerse y quererse? No. Para esto está la familia, a pesar de la evidencia de que las familias rara vez ayudan en estas cosas tan importantes, y que lo más valioso que sí pueden y deben aportar es cuidarse materialmente, y dejarse un poco en paz. La amistad no sirve para nada, como el arte, como el ser persona, pero digamos que es importante decir que la amistad es muy “bonita” (es la palabra señal) porque no da vergüenza mentir, de hecho, mentir es, al parecer, muy necesario, en lo trivial y en lo importante, sin duda. Digamos que es una adicción de las sociedades violentas, el ingrediente que permite la perpetuación del Sistema. La amistad, si acaso, para cuando se tienen problemas, para ‘desahogarse’. Qué versiones tan atroces genera la ideología patriarcal sobre lo que es desahogarse. Y cómo se validan miles de veces a diario, por todos lados.

He soñado que un inspector me llamaba para decirme, sin hostilidad, como si fuera algo que debe hacer porque lo pone en su agenda, que soy pirrótica. Creo que quiere ayudarme a comprender algo sobre la mezquindad de todas esas personas adorables que tratamos a diario, sean de la Familia o no. Con todo, yo soy más de no atribuirlo a la mezquindad, sino al no comprender las cosas buenas, debido a la brutal educación del Sistema, que se alimenta de esta ignorancia radical, que tan a cargo tienen las familias. Pero… (nunca he sido arrogante, aunque curiosamente me lo atribuyan siempre con bastante violencia, no como cuando se dice de los más violentos, siempre a sus espaldas, con miedo a que les oigan) aquí el hecho: me he puesto a buscar, estoy buscando qué querrá decir.

Arrogante o no, tengo descartada la explicación que heredé de siglos: que el problema soy yo, que no amo, que no comprendo, que impongo o no tolero, que no soy suficiente. Quizá y sobre todo, que no sé estar.

pirrotina_287-category

Pirrotina

https://www.youtube.com/watch?v=ItAXeY05u9A
POSTEADO AL VIDEO DE Manuela Carmena, en su página de la red social fb: Por favor, Manuela Carmena, hemos sido borradas de la Historia durante siglos, el lenguaje, ya lo sabemos científicamente además de por experiencia, está vinculado al sistema conceptual y a cómo se construyen las relaciones. Es VITAL aprender a superar la misoginia en que se nos educa en las sociedades patriarcales replanteándonos la existencia de las mujeres e incluyéndolas en el lenguaje. Es cuestión de práctica. Yo llevo ya 30 años y no puedo usar el lenguaje machista, y no lo lleno todo de arrobas ni nada, hablo normal. A veces usando algún masculino plural pero usando miles de recursos naturales en el lenguaje que se empiezan a usar cuando tu mentalidad progresa. Como cuando dejamos de insultar a ciertos sectores de la población. INCLUIR A LAS MUJERES no puede ser un paso a saltarse porque las mujeres y la sociedad tienen que recuperar o generar la noción de que tienen MENTES HUMANAS, de que los genitales no determinan la inteligencia, ni el valor de lo que hacemos, por más que un sistema social patriarcal divida el mundo en función de penes y vaginas e imponga roles, es decir, desarrollos específicos de la inteligencia humana. El sistema patriarcal, después de siglos de crueldades indescriptibles, está socialmente más en peligro que nunca, porque cada vez somos más las personas que entendemos la idea clave que lo sustenta, su falsedad.
En www.mujerpalabra.net hay diferentes recursos (en Lenguaje – Pensamiento, y por otras secciones). Es un lugar pequeño, independiente, y para todo aquello que quieran usarlo las personas que en él publican. Espero que puedas considerar la cuestión del lenguaje, por favor. En 30 años ha ayudado a transformar la sociedad, y en general no está en nuestra consciencia. Como no lo está lo que ha ayudado el movimiento social de la inteligencia feminista. Pero está ahí y deberíamos visibilizarlo. Como poco, las mujeres tienen el derecho humano a ser nombradas. Es algo que, si no fuéramos de la ideología patriarcal, entenderíamos muy bien. El Hombre (patriarcal) ha matado por un nombre. Aquí sólo se pide lo lógico: que si existimos, se nos nombre. Abrazos sonoros y seguimos apoyando para la construcción de un mundo menos violento e injusto!

BONDAD EN LA GENTE SIN PIEDAD. Si te consideras buena persona pero hay casos en que sientes justificado dejar de serlo, no lo eres, exactamente, y no es sin duda menos inteligente sino mucho más quien no encuentra casos para hacerle daño a nadie a sabiendas. Esto es una mente pacifista, y no seres dominantes que nunca gritan y tan a menudo manipulan.

De debates en red social…

Hola! Bueno, yo apoyo la lucha por la abolición pero mientras llega, apoyo la legalización de inmediato. Hay mucho trabajo al mismo tiempo, para que legalizar sólo sea una medida de socorro temporal que pueda salvar a parte de esa población objeto de la violencia.

¡Gracias por el gordidedo! Me he llevado insultos por decir esto, de la gente que se somete a los conceptos patriarcales de los binomios contendientes, quiero decir, estos conceptos Blanco y Negro, Bien y Mal: eres Revolucionaria o Reformista. No ven nada más allá de esto, con lo compleja que es la realidad. Me refiero a las personas feministas que en lugar de refutar con un argumento te atacan personalmente, con falacias contra la persona (desacreditación), chantaje llamado emocional (“me decepcionas”), dogmatismo (“cómo te atreves a llamarte feminista”), en fin, tristes guerras, tristes, tristes… Abrazo! <3

Lo escribo para no olvidarlo, porque ciertamente, en general, tengo bastante tendencia a no ocupar mi mente con recuerdos de procesos que demuestran la mezquindad humana, y cómo las guerras se ven en esos pequeños detalles del interactuar diario con todo el mundo.

Un superior jerárquico mío en el trabajo me denunció a otro superior por amenazarle con una botella de agua. Esto era falso (yo estaba hablando y dada la discusión y que me venía una migraña, tenía la boca muy seca y necesitaba beber, abrí mi botella de plástico de agua que siempre llevo encima por profesión, pero no podía beber porque estaba hablando y gesticulando), pero él es varón directivo y yo soy una mujer y honesta. No me defendí ante el superior (o bien, sí, pero no denunciándole a él, sus errores y abusos, sino presentando un dossier de mi trabajo, que era impresionante). No pudieron abrirme expediente, a pesar de que no me defendí en ese sentido en que se entiende “defenderse”. Y eso que el jefe había dicho que tenía “testigos”.

Meses después, cuando por una circunstancia laboral, por altruismo (por eso no quiero que esto se me olvide, porque no debo jamás más hacer nada por altruismo entre estas personas) me ofrecí a seguir ocupando el cargo que me había impuesto ese jefe (porque algunas personas no habían querido ocuparlo justamente porque él era el superior y) porque se podían producir situaciones laborales muy negativas por unas circunstancias en la convivencia en el trabajo, en lugar de anotarlo como posibilidad para decidir luego, confundiéndose con sus sentimientos, que son muy fuertes y le impiden razonar a favor del bien común (o quizá es que no le llega la inteligencia, no lo sé, yo siempre pienso que la gente la tiene, aunque no la use; pero como es Varón, eso no lo nota nadie, o si lo notan, no lo quieren saber; si fuera una mujer ya estaría todo el mundo hablando de que se pone “histérica”), se atreve a decirme que “Tendremos que hablar” (si decide aceptar que yo tengo algo valioso que ofrecer), es decir, que tendrá que aclararme algunas cosas si es que yo voy a recibir el honor de ocupar un cargo que no quiero y al que me ofrezco por un análisis para lograr que la cuestión de convivencia se pueda reconstruir. Esto para él es que tendré que ir a su despacho donde me dirá frases como nos dijo a todo el mundo, aunque presume de ser progresista y alguien que jamás maltrataría a nadie, tipo “No toleraré”. Y cuando le respondo que yo no tengo que hablar (porque la trampa es que lo llama “hablar”) porque él ni se ha disculpado (por denunciarme por algo falso, algo tan grave como presentar a una persona como una loca peligrosa; y no hay antecedentes de que en mi profesión algo así lo haya hecho ningún tipo de jefe ni con los graves casos que algunos varones protagonizan, como ni presentarse en el puesto de trabajo nunca), se atreve a decirme –así que ya veo su peligro extremo (se cree sus mentiras)– que ¡¡yo no me he disculpado por amenazarle con una botella! 0_0 ¡¡Es que la gente no tiene conciencia!! ¿Y qué hace todo el mundo? Guardar silencio absoluto (aunque probablemente sólo conmigo).

Menos mal que sé mantenerme en pie sola.

Tiene crimen de cobardía extrema acusar a una persona mujer de algo que culturalmente se interpretará como “loca peligrosa”. Tiene crimen de misoginia, es decir, es extremo en su desprecio a la persona. Esto es violencia de género, la violencia estructural misógina, donde se percibe como gran violencia llamar “sinvergüenza” una mujer a un hombre que ha hablado de ella como loca peligrosa, y la idea de loca peligrosa no se ve, ni se reconoce, ni se vería tan grave como llamarle “sinvergüenza” a un abusón.

Le llamé “sinvergüenza” y espero que me denuncie por eso también, al menos será algo cierto.

Mientras la gente siga sin avanzar en la comprensión de qué es violento y qué es noviolento, las mayorías seguirán validando la injusticia y la violencia desde justificaciones tan irracionales como la violencia ejercida hasta silencios tan dañinos como la violencia ejercida. Es tan común que da náusea: cómo a quienes apuntan a algo mejorable se le atribuye violencia, generación del malestar en el grupo. Es triste que la gente esté tan dispuesta a fortalecerse los comportamientos más mezquinos y faltos de control del miedo. Y que la generosidad, la crítica (verdadera, la que abre canales para mejoras) y el confiar tengan siempre un precio tan alto. Es triste sobretodo porque con un simple no hacerlo, se le abre la posibilidad a un mundo de respeto, colaboración y generosidad, evolución. Sistemáticamente, la gente no quiere un mundo mejor. Se agarran a la idea mezquina y violenta de que “más vale malo conocido que bueno por conocer” a pesar de que cuando recibimos y damos algo bueno (antes de que se pase a la fase del rechazo en masa), a menudo, porque todas las utopías imaginables lo son porque se han visto, porque ocurren, lo disfrutamos, nos hace sentir mejores personas.

Un día se encontrará una historia de la humanidad muy distinta, que demostrará que siempre pudimos pero que la tara de violencia de nuestra especie, siempre, sistemáticamente, lo impidió.

Por suerte, el siglo veinte nos descubrió la inmensa variedad de identidades, cuerpos y vidas sexuales en el mundo animal, incluido el humano. Ahora habría que ir recabando información sobre si socialmente esos animales construyen sistemas sexo-género en función de la reproducción y con qué participación o participaciones se lleva a cabo esa reproducción y la gestación, además del cuidado de las nuevas vidas.

Al margen de esto, en el mundo humano ya se ha visto y se sigue viendo que lo humano no sólo puede organizarse desde lo que es de hecho un brutal sistema sexo-género patriarcal, que destruye el potencial humano a través de una idea basada en los órganos reproductores que obliga a todo el mundo a asumir identidades que pueden sernos muy ajenas, al margen además incluso de que nuestra identidad, sexo y sexualidad coincida con la que aprueba el sistema. Sin embargo, hay muy poca consciencia general sobre la no inevitabilidad de un sistema así, pues durante siglos se ha justificado con mitos e ideas dogmáticas inspiradas en unos hechos que existen pero no de la manera en que los fuerza el patriarcado.

Por eso es tan necesario sacar el tema y que la gente piense, porque si no, todos los avances hacia ideas menos violentas e injustas que la del sistema sexo-género patriarcal estarán perpetuamente amenazados y reprimidos, como posiblemente haya sucedido siempre en todos los lugares donde el sistema patriarcal se ha impuesto durante siglos.

EXÁMENES. Lo que cuesta hacer entender al alumnado que un examen no es un oráculo (sino -diría yo si no me fuera a dar un lumbago a gritos por las plazas- una mierda asesina de la ilusión y la curiosidad, enemiga del conocimiento y del amor al conocimiento, a la que no hay que darle credibilidad). La credibilidad a lo que tu profe sabe ya, sin oráculo, por conocimiento. CREDIBILIDAD PARA EL PROFESORADO. AYUDA en la batalla para que profesorado y estudiantes entiendan que “evaluación” no es esa versión Coco que tanto nos ha machacado siempre!!!

Así funciona la ideología patriarcal:

El maltratador es una víctima de la persona a la que maltrata, y la comunidad arropará al maltratador con su silencio cómplice, disimulando, permitiéndole, quiero decir, su abuso. Miente y manipula y no tiene ningún grado de inteligencia-sentimiento de responsabilidad individual y social y sin embargo, cuando su víctima responde a la violencia sufrida, las más de las veces sin reproducir la violencia, es él quien da pena a todo el mundo, lo que es decir que entre todos y todas intentarán ser presión efectiva para que quien se ha atrevido a cuestionar la realidad de abuso vuelva a su lugar.

Un abuso del maltratador jamás será tan grave para la comunidad como que su víctima no asuma este papel. Mencionarán “cosas positivas” en él y “defectos y errores” en la víctima, a quien se considerará como a las mujeres feministas: excesiva en su respuesta a la violencia recibida.

La violencia del silencio es abyecta, si bien tiene la ventaja de dejar sin duda alguna más espacio que el que te arrastren de los pelos a la plaza pública para condenarte.

DIÁLOGOS FEMINISTAS. Yo también estoy enfadada, pero no acepto reducir el mundo a parte de lo que es el mundo humano, y ni siquiera la más interesante o buena, o la que a mí más me interesa vivir. Sólo tengo mi vida, ningún poder sobre nada más, ni siquiera sobre gran parte de mi vida tengo poder, pero mi mente es mi territorio, mi fuente de realidad, eso que llaman utopía, y para quitármela tendrían que poder físicamente tocarla. Por circunstancia histórica, no les es posible, es decir, aún tengo espacio, y lo estoy ocupando, para vivir, y para existir como mi propia historia, mi propia tierra, mi propia plaza, mi propia casa. Y sólo acabo de empezar.
Por extraño que parezca, me siento conectada con mucha gente que vino antes y que vive ahora. La saga de la masa anónima que el Sistema de violencia no puede tolerar. Por eso entiendo la frase “Nunca estuve sola”. Por eso te lo cuento, por si estás ahí.

DISTORSIÓN Y PATRIARCADO. El sistema sexo-género patriarcal ha distorsionado la percepción de lo que es una persona y de lo que puede ser, constriñendo y obstaculizando el desarrollo de la especie, que podría ser capaz de crear un mundo de justicia, solidaridad y libertad, es decir, donde las cuestiones se resolverían a través del uso de la racionalidad empática que no puede nunca justificar al “soluciones” primitivas que ofrece la violencia y este Sistema de violencia.

MARY WOLLSTONECRAFT. “Da la impresión de que los hombres, en general, emplean la razón para justificar prejuicios que han asimilado (sin alcanzar siquiera a plantearse cómo ha podido darse este hecho) en lugar de para superarlos. La mente tiene que ser fuerte para, con resolución, poder formar sus propios principios [ideales e ideas] allí donde prevalece una suerte de cobardía intelectual que hace que muchos hombres se sientan pequeños ante la tarea y la eviten, o sólo la emprendan a medias. Y sus conclusiones imperfectas aparecen como verosímiles porque se construyen sobre parte de la experiencia, y se razona desde ahí, pero esto no borra la existencia del hecho de que se trata de perspectivas limitadas [y desde aquí es cómo vemos que se produce la distorsión].” (trad. mía: soy fiel a la autora pero tengo en cuenta el paso de más de dos siglos para actualizar algunas ideas)

“Men, in general, seem to employ their reason to justify prejudices, which they have imbibed, they can scarcely trace how, rather than to root them out. The mind must be strong that resolutely forms its own principles; for a kind of intellectual cowardice prevails which makes many men shrink from the task, or only do it by haves. Yet the imperfect conclusions thus drawn, are frequently very plausible, because they are built on partial experience, on just, though narrow, views.” (Ch. 1, AVOTROW)

— más alante:

P12: … till truth is lost in a mist of words, virtue, in forms, and knowledge rendered a sounding nothing, by the specious prejudices that assume its name.

TRAD.: al punto de que lo verdadero se pierde en la densa niebla de esas palabras, la virtud en las formas, y el conocimiento queda reducido a una nada sonora, porque los prejuicios distorsionantes han usurpado su nombre.

SIGNIFICADO DE LA VIOLACIÓN E HISTORIA DE LAS MUJERES. Habría que plantearse por qué a lo largo de la historia no escrita o distorsionada de las sociedades patriarcales el Hombre ha tenido que violar a las mujeres (presentado como “seducir” o “tomar lo que su condición le da derecho a imponer”) en el matrimonio patriarcal y fuera de él, porque quizá las mujeres siempre se rebelaron ante el papel de ser sumisas sirvientas. Quizá la violación no demuestre –como repite el Sistema hasta la náusea- que el Hombre tiene necesidades biológicas que hay que (ayudarle a) colmar (ofreciéndote de buen grado aunque no quieras o para cumplir con tu deber de sirvienta del líder de la especie), sino una situación de opresión combatida continuamente por las mujeres.

FEMINISMO. Estoy pensando que el feminismo es en realidad una posibilidad de intentar pensar fuera de un mundo mental, el patriarcal, que creemos absoluto, único y real. Quizá por eso nos suena mal o sospechoso que pueda haber una mujer de derechas diciendo que es feminista, o que se crea que “igualdad” es una noción crucial…

Quizá si me llega la inspiración, pueda escribir algo sobre “La ideología patriarcal” o bien “Cómo la cultura patriarcal condiciona nuestro pensamiento” y pasártelo, M, y vemos si escribir algo juntas o por separado o lo que sea!