Gertrud Stein, sobre hacer daño

Odio el riesgo de herirme o de herir a otra persona. Lo único que quiero es meditar sin cesar y pensar y conversar. (Ser americanos, de Gertrude Stein)

postalGertrudeStein02

Gertrude Stein, adolescencia

a los quince años la vida es muy medieval y pionera y nada está claro y nada es seguro y nada está a salvo y nada ha llegado ni nada se ha ido. Pero todo puede ocurrir (Guerras que he visto, de Gertrude Stein, en Dossier Gertrude Stein localizado en mujerpalabra.net > Conoce a…)

postalGertrudeStein01

Citas 1 de “Machismo” de Barbijaputa

machismobjptClica en foto libro para llegar a editorial

p. 48 Si reducimos la lupa, en nuestro país [Espanya] se cometieron más de 9.000 delitos contra la libertad sexual (acoso, agresiones, abusos sexuales…), de los cuales 1.227 fueron violaciones (dato del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidad, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Esto se traduce en que cada poco más de seis horas se está produciendo una violai´con. Estos datos, sin embargo, son solo los que han sido denunciados; la cifra real es incalculable debido a que la vergüenza y el miedo hacen que muchas mujeres no denuncien nunca.

Solo en 2015 se interpusieron 129.193 denuncias por violencia de género, una media de 354 por día (Véase www.observatorioviolencia.org/estadisticas, Fundación Mujeres) aproximadamente. y vuelve a suceder lo mismo: son solo casos denunciados, el número real no podemos saberlo (…)

p. 49 (…) un mundo donde la violencia hacia las mujeres es considerada ya na pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un mundo indudablemente misógino. [leer este Comunicado de prensa de la OMS, 2013]

Los “locos”

Es obvio, por otra parte, que no todos los hombres acaban violando o matando a las mujeres, pero que no lleguen a esos extremos no significa que no hayan crecido absorbiendo los mismos mensajes, actitudes, noticias, anuncios, situaciones de discriminación, que los que sí llegan a esos extremos. Recordemos que los feminicidas, los violadores, los exhibicionistas, los acosadores y los maltratadores no se han creiado en mundos paralelos.

Y no, tampoco son “locos”. (…)

p. 50 El problema de ver a los violadores, maltratadores y feminicidas como “locos” o como “enfermos” no solo normaliza la violencia contra las mujeres (“Es algo que no se pudo evitar, porque él estaba loco”) y fomenta la cultura de la violación (ya que desconoectamos el verdadero nexo con quienes suelen cometer estos actos: los cuerdos y machistas), sino que además propvocamos un daño colateral en las personas con enfermedades mentales reales (…) las personas que padecen algún trastorno mental son, en realidad, más víctimas que agresoras: hasta un 34 por ciento de ellas han sido objeto de violencia o maltrato durante su vida.

June Jordan, confiar

juneCita en audio en inglés del proyecto Talking People para estudiantes de inglés.

Traducimos: (…) el “propósito” intrínseco es alcanzar, y recordar, y declarar nuestro compromiso con todo lo que tiene vida, sin engaño, y sin temor, y sin reserva. Hacemos lo que podemos. Y al hacerlo, conseguimos seguir confiando, es decir, vulnerables, y más que eso, ¿qué se puede pedir? (De una carta personal de 1970)

Amaia Pérez Orozco, Subversión feminista de la economía

“…Frente a la crisis no queremos empleo, no queremos salario, no queremos Estado del bienestar. Queremos cuestionar la relación salarial misma, la estructura capitalista en su conjunto. No hay marcha atrás sino futuros posibles a construir. Se trata de preguntarnos no sólo cómo lograr trabajo para todxs, sino para qué trabajamos. La respuesta pasa por un vuelco sistémico que permita poner las condiciones de posibilidad del buen vivir (diverso) para todxs. El reto es definir democráticamente a qué vamos a llamar buen vivir y cómo vamos a convertirlo en responsabilidad colectiva.” 

 

Combatir la injusticia desde el espacio umbral entre culturas, por Carol A. Hand

Fragmentos del artículo: Desde el espacio umbral entre culturas, por Carol A. Hand (ojibwe, América del norte); original en inglés.

Décadas después, siento gratitud por haber tomado la decisión de asumir la responsabilidad de hacer lo que estuviera en mi mano no sólo para combatir la injusticia, sino, lo más importante, por explorar formas de vida desde un compromiso con una praxis liberadora que combinara teoría y acción. Volví a la universidad y decidí centrarme en entender las teorías de las organizaciones y políticas del bienestar social de las culturales dominantes, para someterlas a un análisis crítico desde un enfoque ojibwe. En mi carrera profesional como gestora de políticas y programas, administradora, educadora e investigadora, exploré formas de trabajar conscientemente a favor de la liberación de las personas en lugar de lo clásico, imponer enfoques que enseñan a obedecer y a depender.

En esta última fase de mi vida, siento una urgencia por utilizar el tiempo que me queda de la forma más constructiva posible, incluso aunque esto signifique seguir habitando el espacio limiar entre culturas. (…)

No podemos cambiar la historia (esa historia “blanqueada” de nuestros libros de texto). Pero sí podemos cambiar el futuro. Y según lo veo yo, sólo podemos hacerlo desde el espacio umbral que encontramos entre las nacionalidades, las clases, las culturas, los géneros, las edades, las capacidades — desde todos esos constructos de distinciones que existen en nuestras sociedades y que nos dividen. Espero que suficientes personas podamos recordar esa capacidad infantil de ver la belleza en otras personas, esa belleza que las propias personas no se ven.

Traducciones Ilegales para mujerpalabra.net (con lenguaje r.evolucionado)

Sobre el machismo, por María S. Martín Barranco y gráfico de Juana Inés

Gracias a Feministas Conspirando leemos esta cita de María S. Martín Barranco y conocemos este gráfico de Sor Juana Inés de la Cruz de Jovan Israel. ¡Que lo disfrutéis!

“Todos los machismos hieren. El penúltimo, mata. El último justifica la muerte. Por eso no existe un machismo “verdaderamente” preocupante y otro que no lo es. El machismo es machismo siempre y supone una deslegitimación de la capacidad de las mujeres en su conjunto. No podemos trabajar para que uno desparezca y no otro porque todos se sustentan. Un asesinato se sustenta en golpes, un golpe en insultos, un insulto en la creencia de que hay un ser superior y otro inferior, esa creencia en una forma de relacionarse, de reírse de las bromas, de hablar y de pensar”

María S. Martín Barranco (de Escuela Virtual de Empoderamiento Femenino)

sorjuanaines

El mito de Narcisa / The Myth of Narcissa

Estoy tan poblada de personas amadas
perdidas para siempre
que me pregunto si el mito de Narciso
es una distorsión más, la de un mito más profundo
y vital para quienes no creen en mundos espirituales.
Quizá se trataba de una mujer que se miraba en el agua
(que late, fluye y se transforma)
para encontrar en el universo de sus ojos
la valiosa compañía perdida para siempre.

Self-ReflectionbyKristygordon

Prose translation into English: I’m so populated by people I love who are lost forever that I wonder if the myth of Narcissus is one more distortion, that of a deeper myth and vital for those who do not believe in spiritual worlds. Perhaps it was a woman who contemplated herself in the water (that beats, flows and transforms itself) to find in the universe of her eyes the cherished company lost forever.

elmitodenarcisa_miniposter (1 pág. pdf, con poema de michelle renyé, boceto de cuadro de Kristy Gordon)

Angela Davis: Pregunta sobre nuestra capacidad de aprendizaje

angeladavisthemeaningoffreedom¿Por qué aprendemos a temer el terrorismo pero no el racismo, no el sexismo/machismo, no la homofobia?

Why is it that we learn to fear terrorism but not racism, not sexism, not homophobia? (p. 122, The Meaning of Freedom & Other Difficult Dialogues, by Angela Y. Davis, City Lights Books, 2012)

 

Monique Witting, sobre las mujeres

Las mujeres aunque extremadamente visibles como seres sexuales permanecen invisibles como seres socialesmoniquewitting