Archivo de la etiqueta: guerra-paz

Qué es seguridad, desde el pacifismo feminista

Trabajamos para poder estar a salvo. Pero nos damos cuenta de que trabajar por la paz, la justicia y la reconciliación, y oponernos al nacionalismo, al militarismo y a la violencia, significa que no siempre podremos estar a salvo.

Es un riesgo que estamos dispuestas a correr.

Dicha en Mujeres de Negro Belgrado, en la Serbia post S. Milosevich (primeros años del siglo 21)

  • Web en serbocroata (ahora serbio) e inglés de las Zene U Crnom
  • Webita dedicada a Stasha Zajovich y las Mujeres de Negro de Belgrado (en construcción aún)

 

Stasha Zajovich, MdN-Belgrado. Combatiendo la guerra

La resistencia de Mujeres de Negro [Belgrado] a la guerra, al nacionalismo y al militarismo, en los casi 14 años de existencia, ha atravesado por diferentes fases y se ha manifestado en diferentes niveles: emocional, ético, político-activista, educacional, estético. En casi 14 años de existencia del grupo, hemos edificado la política de mujeres por la paz, basada en claros principios éticos. El primer principio, el principio fundamental de la política de paz de Mujeres de Negro, transformado en actos concretos de resistencia noviolenta y en desobediencia cívica, expresado en el lema “No en nombre nuestro”, ha sido dirigido principalmente contra el régimen serbio, que ha llevado a cabo las guerras y ejecutado los crímenes, pero también a la comunidad en nombre de la cual han sido cometidos los crímenes (la etnia serbia), las víctimas de esos crímenes: personas de otras etnias (en Croacia, Bosnia y Hercegovina, Kosovo). El principio ético y político “No en nombre nuestro” ha sido y sigue siendo una transgresión permanente del consenso nacional creado en torno a la idea de una “guerra justa, defensiva” como respuesta a la supuesta “amenaza a la nación serbia”, al entramado de mitos elaborados para sustentar la guerra y justificar los crímenes de guerra. Para nosotras ha sido sumamente importante que tengan constancia de ello tanto los responsables de la guerra como los perpetradores de los crímenes de guerra, porque somos conscientes de que si no se los recordáramos y repitiéramos constantemente, podrían pensar que cuentan con nuestra aquiescencia, con nuestro permiso para cometer todos los crímenes que han cometido y que siguen cometiendo. Sin embargo, mucho más que todo esto, nos importaba que lo supieran las víctimas de los crímenes, porque (…) tanto durante las guerras, como también ahora, tras el cese de los conflictos bélicos, nos hemos empeñado en desmontar los patrones culturales, los sistemas ideológicos y de valores que han hecho posible las guerras, y que han justificado en el pasado y siguen justificando retrospectivamente la guerra y los crímenes de guerra.

  • Cita extraida del texto de la ponencia que se presentó Stasha Zajovich en el encuentro de la Red Internacional de Mujeres de Negro, celebrado en Jerusalén (12-16 agosto, 2005 )

Webita dedicada a Stasha en Mujer Palabra, con un profundo agradecimiento por sus análisis feministas y pacifistas sobre la política, el militarismo y las guerras, la culpa, la reconciliación y la acción política en un mundo que aspira a la justicia. (Mi política exterior es que mi casa está abierta.)

Página de Pacifismo feminista – Feminismo antimilitarista en Mujer Palabra

Stasha Zajovich, MdN-Belgrado. Sobre política

Mediante la visualización de la resistencia de las mujeres a la guerra, con actos de resistencia noviolentos, hemos ido creando la política feminista-antimilitarista: organizando la rabia, transformando la indignación en acción, transformando el miedo, el sentimiento de culpabilidad y la desesperación en discurso político y en acción política pública.

  • Cita extraida del texto de la ponencia que se presentó Stasha Zajovich en el encuentro de la Red Internacional de Mujeres de Negro, celebrado en Jerusalén (12-16 agosto, 2005 )

Webita dedicada a Stasha en Mujer Palabra, con un profundo agradecimiento por sus análisis feministas y pacifistas sobre la política, el militarismo y las guerras, la culpa, la reconciliación y la acción política en un mundo que aspira a la justicia. (Mi política exterior es que mi casa está abierta.)

Página de Pacifismo feminista – Feminismo antimilitarista en Mujer Palabra

Sobre maltrato animal, de Núria Querol i Viñas

«No tomar en consideración el maltrato hacia los animales es éticamente inaceptable y, además, una grave negligencia desde el punto de vista de la salud mental y de la seguridad pública» (2012)

Webita de Núria en Mujer Palabra

 

Marjane Satrapi, sobre educación

«La educación es un arma de construcción masiva»

 

 

 

 

 

PS: Si tenéis textos, links, fotos elegidas sobre esta autora y su obra, nos encantaría hacerle una webita para la sección Conoce a… de Mujer Palabra!

 

Brené Brown, sobre la vulnerabilidad

La vulnerabilidad no es debilidad, y ese mito es profundamente peligroso (…) Os pido que respondáis con sinceridad: cuando pensáis en hacer o decir algo desde la vulnerabilidad, ¿cuántas personas de las que estáis aquí pensáis que eso es signo de debilidad? La mayoría. Bien, y ahora quisiera preguntados: en esta semana que habéis pasado aquí, asistiendo a charlas de TED, al percibir la vulnerabilidad de quien daba la charla, ¿cuántas personas pensasteis que aquello era radicalmente valiente? (…) La vulnerabilidad no es debilidad. Yo la defino como el riesgo emocional, exponerse, dudar… (…) Es el motor de nuestra vida cotidiana y después de 12 años investigando el tema pienso ahora que la vulnerabilidad es nuestra medida más precisa del valor. Ser vulnerable, dejarnos ver, ser sinceras o sinceros. (…) La vulnerabilidad es donde nace la innovación, la creatividad, el cambio.

De la charla en TED titulada Listening to shame / Escuchando a la vergüenza

Vulnerability is not weakness, and that myth is profoundly dangerous. … Let me ask you, honestly … When you’re thinking about doing something vulnerable, or saying something vulnerable, how many of you think vulnerability is weakness? The majority of people. Now let me ask you this question, in this past week at TED, How many of you when you saw vulnerability appear thought it was pure courage? … Vulnerability is not weakness. I define vulnerability as emotional risk, exposure, uncertainty. It fuels our daily lives and I’ve come to believe this is my 12th year doing this research that vulnerability is our most accurate measurement of courage. To be vulnerable, to let ourselves be seen, to be honest. … Vulnerability is the birthplace of innovation, creativity and change.

Escuchar las dos charlas de Brené en TED

Trabaja en la universidad de Houston. Lleva 12 años investigando la vulnerabilidad, el valor, la honestidad y la vergüenza. En los primeros cinco años se centró en la vergüenza y la empatía, y desde este aprendizaje investiga ahora la noción de honestidad, integridad: ¿cómo podemos aprender a relacionarnos con nuestra vulnerabilidad para que así podamos basar nuestras propias vidas en la honestidad y el aprecio? ¿Cómo cultivar el valor, el sentimiento de empatía / solidaridad / compasión y la capacidad de conectarnos que necesitamos para poder reconocernos que no es cierto que seamos insignificantes,* que nos pueden amar, que podemos estar conectad@s, que podemos sentir alegría?

*Nota de T.: «merecer» no lo usa, aunque sí «worth», sobre tener valor; el caso es que yo soy crítica del concepto merecer por los significados que en él ha investido la cruel visión del mundo de las religiones monoteístas patriarcales (comentario hecho por una persona sin creencias religiosas o espirituales). Un problema similar plantea «compasión», aunque gracias a la investigación en el mundo de los animales, capaces también de «compasión», se va rescatando este concepto. Yo a menudo lo traduzco por «empatía, cariño, solidaridad», según contexto.

Guerra y Paz «Susan Sontag»

«En el centro de las esperanzas y de la sensibilidad ética modernas está la convicción de que la guerra, aunque inevitable, es una aberración. De que la paz, si bien inalcanzable, es la norma. Desde luego, no es así como se ha considerado la guerra a lo largo de la historia. La guerra ha sido la norma, y la paz, la excepción.»

Julia Ward Howe

¡Alzaos, pues, mujeres de hoy! ¡Alzaos, todas aquellas mujeres que tengáis corazón, ya hayáis sido bautizadas con agua o con lágrimas!

Decid con firmeza: no permitiremos que las cuestiones auténticamente significativas las decidan organismos insignificantes. No permitiremos que nuestros maridos vengan a nosotras con hedor de matanza en busca de caricias y de elogios. No dejaremos que nos arrebaten a nuestros hijos para hacerles olvidar todo lo que hemos conseguido enseñarles sobre la caridad, la compasión y la paciencia. Nosotras, mujeres de un país, sentiremos hacias las de otros países demasiada ternura como para permitir que nuestros hijos sean adiestrados a fin de herir a los suyos.

Desde el seno de la Tierra devastada se alza una voz que se une a la muestra, y que dice: Desarmaos! Desarmaos!

La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia nuestro deshonor, ni es indicio de posesión la violencia. Al igual, que los hombres a menudo han abandonado el arado y el yunque para atender a la llamada de la guerra, que las mujeres dejen ahora, hasta donde sea posible, las tareas del hogar, y celebren con sinceridad un gran día de asesoramiento. Que se reúnan primero, como mujeres, con el propósito de llorar y rememorar a los muertos. Que luego se asesoren solemnemente unas a otras sobre los requisitos para que la gran familia humana pueda vivir en paz, y que cada una de ellas deje tras de sí la sagrada impronta, no del Cesar, sino Dios.

En nombre de todas las mujeres y de la humanidad, pido fervientemente que se organice un congreso de mujeres, sin exclusión de nacionalidad alguna, que se celebre en el lugar más conveniente y que sea desde el primer momento coherente con sus objetivos, a fin de promover la alianza de las distintas nacionalidades, de servir a los grandes y generales intereses de la paz….

Julia Ward Howe, Boston, 1870

Camille Claudel

Camille Claudel c. 1935

Estoy en la situación de una col roída por las orugas; a medida que me crece una hoja se la comen.

1909?, p. 398 del Catálogo Camille Claudel 1864-1943 de la exposición organizada por la Fundación Mapfre en Madrid, 2008

Página dedicada a Camille Claudel en Mujer Palabra