Archivo de la etiqueta: insumisión

Charo Domínguez, insumisa, en apoyo de su hijo Quique, insumiso

A mi hijo Enrique, que me hizo insumisa

«La desobediciencia civil es la llave del poder. Imaginaos a un pueblo entero negándose a conformarse con las leyes vigentes y dispuesto a soportar las consecuencia de esta insubordinación. Toda la maquinaria legislativa y ejecutiva se encontraría de repente totalmente paralizada. Es verdad que la policía y el ejército suelen recurrir a la fuerza para someter a las minorías por muy poderosas que sean, pero ninguna policía y ningún ejército pueden lograr que se doblegue la voluntad de todo un pueblo decidido a resistir hasta que se agoten sus fuerzas.

No se puede ser una persona noviolenta de verdad y permancer pasiva ante las inusticias sociales. Mi noviolencia no admite que se huya ante el peligro. La noviolencia es el medio más inofensivo y el más eficaz para hacer valer los derechos políticos y económicos de todas las personas que se encuentran oprimidas y explotadas. La noviolencia es una regla de conducta para vivir en sociedad, ya que asegura el respeto a la dignidad humana y permite que progrese la causa de la paz.

No dudo en sostener que la noviolencia vale también en el marco de las relaciones entre los Estados. Si esta loca carrera de armamentos tuviera que proseguir, no habría más salida que una matanza sin precedentes en la historia. El único medio de librarse de esta espada de Damocles consiste en aceptar audazmente y sin reservas el método de la noviolencia.

Fuente: p. 65. Insumisión, una forma de vida, por Rosario Domínguez, Asamblea Antimilitarista de Madrid / LaMalatesta Editorial, 2012.

Texto modificado para incluir a las mujeres (ADNV Lenguaje mujerpalabra.net), que existen y luchan, como la que escribe Insumisión, una forma de vida, Rosario Domínguez, que como madre del insumiso Enrique (Quique) organizó lucha de apoyo a los insumisos encarcelados cuando en España el servicio militar era obligatorio.

SCUM (fragmento) de Valérie Solanas

«Mujer incompleta, el macho se pasa la vida intentando complementarse, convertirse en mujer. Por tal razón acecha constantemente, fraterniza, trata de vivir y de fusionarse con la mujer. Se arroga todas las características femeninas: fuerza emocional e independencia, fortaleza, dinamismo, decisión, frialdad, objetividad, asertividad, valor, integridad, vitalidad, profundidad de carácter, afirmación del yo, etc. Proyecta en la mujer los rasgos masculinos: vanidad, frivolidad, trivialidad, debilidad, etc. Es preciso señalar, sin embargo, que el hombre posee un rasgo brillante que lo coloca en un nivel de superioridad respecto a la mujer: las relaciones públicas. (Ha realizado un gran trabajo al convencer a millones de mujeres de que los hombres son mujeres y que las mujeres son hombres). El mito masculino de que las mujeres alcanzan su plenitud con la maternidad y sexualidad refleja lo que los hombres creen que ellos encontrarían satisfactorio si fuesen mujeres.»

Fuente: p. 27, SCUM. Manifiesto de la organización para el exterminio del Hombre, de la escritora estadounidense Valérie Solanas. Trad. Ana Becciu. Kira Edit, 2002.

Del prólogo de Elvira Siurana: “Nunca debió pensar Valérie Solanas que su provocador manifiesto se convertiría en un clásico del feminismo internacional. (…) Seguramente porque muchas mujeres a lo ancho del mundo comprendemos muy bien la desesperación y la rabia que inspiraron a Valérie Solanas. Probablemente muchas sentimos esa sed de venganza –que la cordura mantiene a nivel de fantasía—y que causa esa hilaridad liberadora que ha convertido el SCUM en un libro tan popular en los ambientes feministas.”

michelle renyé: “Cuando las mujeres usamos la creatividad para representar algo de la violencia que recibimos en el sistema patriarcal (fundamentado en despojarnos de toda inteligencia humana para usarnos como el Hombre determine), socialmente a la gente más cobarde (incapaz de desarrollar la inteligencia feminista) le generamos más miedo que los hombres que ejecutan, de hecho, la violencia. Cuándo ha organizado el feminismo secuestros, torturas y asesinatos de hombres y ha puesto todo el Sistema a trabajar en demostrar cuán necesario esto es.  Tienen que haber deformado mucho la inteligencia humana para temer a las mujeres que exponen una obra y no sentir lo mismo ante la misoginia operante y legitimizada por el Sistema. En qué se basa que las mujeres seamos malas, peligrosas, excesivas, incapaces de inteligencia. Si existiera respeto por las personas (que las mujeres eso son), tendrían que dejar de hacernos daño, por activa y también por pasiva (omisión), y sentarse a responder.”

En español: http://lasdisidentes.wordpress.com/2012/05/01/manifiesto-scum-por-valerie-solanas/
En inglés: http://www.womynkind.org/scum.htm
Comentario Valérie Solanas y el manifiesto SCUM, de Susana Koska
Cuarenta años del grito desesperado de Valérie Solanas SCUM, por Silvia Cuevas Morales

 

Stasha Zajovich, MdN-Belgrado. Combatiendo la guerra

La resistencia de Mujeres de Negro [Belgrado] a la guerra, al nacionalismo y al militarismo, en los casi 14 años de existencia, ha atravesado por diferentes fases y se ha manifestado en diferentes niveles: emocional, ético, político-activista, educacional, estético. En casi 14 años de existencia del grupo, hemos edificado la política de mujeres por la paz, basada en claros principios éticos. El primer principio, el principio fundamental de la política de paz de Mujeres de Negro, transformado en actos concretos de resistencia noviolenta y en desobediencia cívica, expresado en el lema “No en nombre nuestro”, ha sido dirigido principalmente contra el régimen serbio, que ha llevado a cabo las guerras y ejecutado los crímenes, pero también a la comunidad en nombre de la cual han sido cometidos los crímenes (la etnia serbia), las víctimas de esos crímenes: personas de otras etnias (en Croacia, Bosnia y Hercegovina, Kosovo). El principio ético y político “No en nombre nuestro” ha sido y sigue siendo una transgresión permanente del consenso nacional creado en torno a la idea de una “guerra justa, defensiva” como respuesta a la supuesta “amenaza a la nación serbia”, al entramado de mitos elaborados para sustentar la guerra y justificar los crímenes de guerra. Para nosotras ha sido sumamente importante que tengan constancia de ello tanto los responsables de la guerra como los perpetradores de los crímenes de guerra, porque somos conscientes de que si no se los recordáramos y repitiéramos constantemente, podrían pensar que cuentan con nuestra aquiescencia, con nuestro permiso para cometer todos los crímenes que han cometido y que siguen cometiendo. Sin embargo, mucho más que todo esto, nos importaba que lo supieran las víctimas de los crímenes, porque (…) tanto durante las guerras, como también ahora, tras el cese de los conflictos bélicos, nos hemos empeñado en desmontar los patrones culturales, los sistemas ideológicos y de valores que han hecho posible las guerras, y que han justificado en el pasado y siguen justificando retrospectivamente la guerra y los crímenes de guerra.

  • Cita extraida del texto de la ponencia que se presentó Stasha Zajovich en el encuentro de la Red Internacional de Mujeres de Negro, celebrado en Jerusalén (12-16 agosto, 2005 )

Webita dedicada a Stasha en Mujer Palabra, con un profundo agradecimiento por sus análisis feministas y pacifistas sobre la política, el militarismo y las guerras, la culpa, la reconciliación y la acción política en un mundo que aspira a la justicia. (Mi política exterior es que mi casa está abierta.)

Página de Pacifismo feminista – Feminismo antimilitarista en Mujer Palabra

Martín-Cano sobre la visión patriarcal de la prehistoria y de la necesidad de la visión feminista

Cita extraída del libro «Sexualidad femenina en diversas culturas. De ninfómanas a decentes» (Chiado, 2012), por Francisca Martín-Cano

Es imprescindible incluir la visión feminista

(…) A final del siglo XX algunos investigadores, sabedores del imperialismo cultural machista, empezaron a poner en entredicho el paradigma patriarcal –generalizado en los manuales académicos– que defendía la visión dramática de la mujer prehistóri ca como objeto sexual y sustentada por cazadores. Y cada día aumentan los estudiosos que están dedicados a la revisión del lpalsado, sin seguir los monocarriles condicionantes que sólo han llevado a los historiadores androcéntricos a metas erróneas.

(…) nuestras nociones sobre el pasado, epistemologías, campos de investigación, metodologías e interpretaciones están lejos de ser neutrales…  (…)

En lo que muchas personas están ya de acuerdo es que para avanzar en el conocimiento del pasado, se necesita sentido crítico y apertura de mente para integrar la visión sesgada masculina-machista, con la incorporación de la visión complementaria, la femenina, o mejor dicho, la feminista: para terminar con la opresión de la mujer en nuestra sociedad hay que reconocer que las descripciones masculinas del mundo son incompletas. Las mujeres sólo pueden obtener poder y autoridad si optan por reescribir la vieja (y masculina) historia política usando nuevas categorías para el análisis.

Martín-Cano firmando ejemplares en la presentación del libro (Madrid, junio 2012)

Y desde luego, es imprescindible introducir el factor del género para conocer el pasado y desenmascarar la supuesta neutralidad de los historiadores machistas y a veces, además, misóginos, que han sido portavoces sumisos de la visión patriarcal: planteo aquí algunas de las estrategias con las que las mujeres están empezando a asumir el control sobre su propio pasado. Para ello resulta indispensable la perpectiva que aporta el feminismo. Y no porque se trate sólo de un remedio, sino porque cuestiona lo que durante tanto tiempo ha sido considerado importante y porque supone una protesta política en contra de hacer un pasado exclusivo de los hombres.

Y si tal labor la asumen también varones profeministas/antisexistas, ¡bienvenidos sean a la tarea de reevaluar y criticar el conocimiento que nos ha vendido el punto de vista machista! Y afortunadamente, desde que en el siglo XX muchas mujeres se acercaron a todas las disciplinas, de las que habían estado injustamente excluidas durante cientos de años, empezaron también por fin a dar interpretaciones plausibles y válidas a los hechos del pasado, casi siempre enfrentadas a las que habían sido dadas hasta entonces por varones.

Graffiti de Mujeres Creando (Bolivia)

Cuidado con el presente que construyes, debe parecerse al futuro que sueñas

«Pensar es altamente femenino»
«Confía en el sonido de tu propia voz»
«Mujer conflictiva, tú eres mi vida»
«El cambio social es un hecho creativo y la creatividad es un instrumento de lucha»
«Ante la ruptura entre sentir y pensar, mujeres creando una nueva sociedad» (primer panfleto de Mujeres Creando, 1992)
«Mujer ni sumisa, ni devota, libre, linda y loca»
«Nuestros sueños son sus pesadillas»
«El príncipe azul no existe, el macho violento y posesivo sí»
«Soberanía en mi país y en mi cuerpo»
«Democracia en el país, democracia en la casa y democracia en la cama»
«Deseo decidir»
«No necesito ser madre para ser feliz»
«Iglesia fiola*, me condena y me viola – La puta» * = proxeneta
«Basta de cosificar a las mujeres»
«Estado proxeneta: no quiero prostitución, quiero trabajo»
«Ninguna mujer nace para puta»
«Las niñas lloran, los niños también»
«Sé feliz: deja tus privilegios»
«Deseo libertad» (escúchalas en Radio Deseo)
«Todos los partidos son un arma cargada de sangre, machismo y corrupción»
«No hay nada más parecido a un machista de derechas que un machista de izquierdas»
«La mujer es la proletaria del proletario»
«No saldrá Eva de la costilla de Evo»
«El poncho y la corbata son machismo que ata»
«Mujer, no me gusta cuando callas» (en el 50 aniversario de la muerte de Neruda)
«Nuestro feminismo ni recicla, ni rellena, remueve, mueve y conmueve»
«Tú me quieres virgen, tú me quieres santa, tú me tienes harta»
«Indias, putas y lesbianas, juntas, revueltas y hermanadas»
«En aymara, inglés, árabe y castellano, ‘mujer’ quiere decir ‘dignidad'»
«No tenemos línea, somos pura curvas»
«Ser maricón es una opción, ser corrupto es la degeneración»

Mujeres Creando en Mujer Palabra
Mujeres Creando

Julia Ward Howe

¡Alzaos, pues, mujeres de hoy! ¡Alzaos, todas aquellas mujeres que tengáis corazón, ya hayáis sido bautizadas con agua o con lágrimas!

Decid con firmeza: no permitiremos que las cuestiones auténticamente significativas las decidan organismos insignificantes. No permitiremos que nuestros maridos vengan a nosotras con hedor de matanza en busca de caricias y de elogios. No dejaremos que nos arrebaten a nuestros hijos para hacerles olvidar todo lo que hemos conseguido enseñarles sobre la caridad, la compasión y la paciencia. Nosotras, mujeres de un país, sentiremos hacias las de otros países demasiada ternura como para permitir que nuestros hijos sean adiestrados a fin de herir a los suyos.

Desde el seno de la Tierra devastada se alza una voz que se une a la muestra, y que dice: Desarmaos! Desarmaos!

La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia nuestro deshonor, ni es indicio de posesión la violencia. Al igual, que los hombres a menudo han abandonado el arado y el yunque para atender a la llamada de la guerra, que las mujeres dejen ahora, hasta donde sea posible, las tareas del hogar, y celebren con sinceridad un gran día de asesoramiento. Que se reúnan primero, como mujeres, con el propósito de llorar y rememorar a los muertos. Que luego se asesoren solemnemente unas a otras sobre los requisitos para que la gran familia humana pueda vivir en paz, y que cada una de ellas deje tras de sí la sagrada impronta, no del Cesar, sino Dios.

En nombre de todas las mujeres y de la humanidad, pido fervientemente que se organice un congreso de mujeres, sin exclusión de nacionalidad alguna, que se celebre en el lugar más conveniente y que sea desde el primer momento coherente con sus objetivos, a fin de promover la alianza de las distintas nacionalidades, de servir a los grandes y generales intereses de la paz….

Julia Ward Howe, Boston, 1870