Tag Archive: dinero


Aunque nunca hay tiempo y cabeza para estudiar e investigar, siempre me he observado en los procesos creativos, incluidos los sueños, porque me daba mucha curiosidad y me parecen un gran misterio y algo literalmente maravilloso. Quizá si viviéramos en otro tipo de sociedad tendríamos como prioridad conocer estas cosas, sin tener que ser especialistas o dedicarles la vida en un sentido profesional.

Lo que he observado desde mi vida es que la inspiración más que con el esfuerzo tiene que ver con las conexiones que se hacen en la mente, pienso. Es una forma de combinar cosas cuya combinación no es la que la ideología prevalente en la sociedad indica. Y estas combinaciones son literalmente maravillosas cuando resulta que son disfrutadas por más personas, quienes no se las habían planteado y que, sin embargo, de pronto las comprenden (“comprender” en un sentido amplio, complejo y profundo, no sólo ese comprender conscientemente que se concibe como comprender), y con ello, se amplía el mundo y se enriquece.

El esfuerzo sin duda ayuda porque da experiencia y práctica, y al ponerte más tiempo con la materia, se incrementa la posibilidad de que se te ocurran conexiones pero como sabemos quienes no hemos podido dedicarnos como hubiéramos imaginado a desarrollar nuestro potencial creativo o nuestra vida creativa, como nuestras vidas demuestran, es que la creatividad siempre necesita vida encarnada, y se nos escapa por todos lados, en todo lo que hacemos, aunque no pasemos a la historia patriarcal.

¿Y cuál es el valor de eso? Pues que no todas las mentes tienen la misma libertad para explorar la vida, igual que no todas pueden explicar las cosas igual, y todas las cualidades de la inteligencia humana son partes de la vida humana, necesarias, vitales.

Yo nunca he visto claro que incluso si tuviera opción quisiera ganar dinero con mi labor creativa más libre, la que me requiere toda libertad, a pesar de todo obstáculo y peligro, justamente porque el dinero se necesita para algo tan vital como llevar una vida sin sufrimientos evitables, y el dinero se logra renunciando a mucha libertad, recortándola, seamos o no conscientes de ello, y esto lo he observado en los procesos creativos cuando dependen o no dependen del dinero.

No digo que esa dependencia o condicionamiento de la libertad vaya a ser necesariamente malo, igual que no lo es tener en cuenta que quieres comunicar, comunicarte con más personas, pero sí que para mi caso, y hablo sin haber tenido opción a otra cosa, yo creo que no me interesaría, por ejemplo, dedicarme a escribir ganándome la vida con ello, escribir literatura o ensayo, no apuntes para mis estudiantes, que eso es algo parte de mi trabajo lentejas, pero ahí estamos: ese escribir viene totalmente determinado por el servicio a esas personas, aunque incluso lo enfoque y desarrolle para incluir valores sobre un mundo que vivo en mi vida personal y socialmente imagino.

Antes había mecenas, y la verdad parecía una buena solución aunque no implicara libertad total, pero ¿qué lo implica en la vida de un animal social? Lo importante son los grados, sin duda.

Camille Claudel, escultoraLo que sí sé es que yo no sería persona, mi persona, sin espacio para mi creatividad, y siento un dolor empático insoportable cuando imagino las millones de personas que tuvieron que sufrir la violencia de que sus vidas tuvieran prohibida o dificultada al máximo la expresión de la creatividad: que sus vidas estuvieran totalmente esclavizadas por el servicio a otras personas o porque otras personas las impedían expresarse. (Leer esto de Alice Walker.)

Hoy en día, en mi sociedad, donde no hay dictadura política, quienes presionan para la homogeneización mental son a menudo las personas de tu alrededor, que se sienten como grupo amenazadas por la diferencia, en lugar de comprender que es sólo algo de la vida, y algo bueno de la vida humana, que se puede tomar o ignorar, pues la creatividad es como un argumento, no se impone, existe, descubre algo, y puede evolucionar se puede refutar. Qué mayor respeto a todo el mundo.

Respecto al lenguaje, la creatividad lingüística humana es una de las cosas más bellas que yo he visto en el mundo, y más emocionantes. Sin embargo, y llevo años observándolo, usamos el lenguaje para violencias innecesarias, como la cantidad de mentir que se ejerce a diario, en lo trivial y en lo importante, lo que en gran parte es para imponer una identidad siempre en detrimento de otra, como si no se pudiera construir la identidad (individual y colectiva) sin que fuera a costa de otras. Si la gente pudiera ver en el lenguaje una herramienta para la resolución noviolenta de los conflictos, y para vivir con curiosidad, libertad y solidaridad, automáticamente el mundo humano entraría en una dinámica de construcción de sociedades menos violentas e injustas, más sabias y libres.

http://www.soberaniaalimentaria.info/publicados/numero-17/72-tomates-con-marca-registrada

Mapa de transgénicos en España con municipios libres de transgénicos (Greenpeace)

(Los transgénicos generan productos sin semilla, por lo que se crea la dependencia alimentaria, la no libertad de sembrar una semilla además.)

Situación de los municipios

Aquí podemos observar que en 2014 en más de 400 municipios se cultivó maíz transgénico, pero también que ya más de 180 se han declarado libres de transgénicos.

Ejea de los Caballeros, provincia de Zaragoza, es el municipio donde más maíz transgénico se ha sembrado (2.229 hectáreas). Le sigue Don Benito (Badajoz) con 1.389 ha y Sariñena (Huesca) con 1.277 ha. La mayoría de los municipios con una gran superficie de transgénicos se encuentran en la provincia de Zaragoza y Huesca.

Existen muchas localidades con una superficie ínfima de maíz transgénico. Lo que facilita dejar de utilizar estas variedades, porque además en ningún caso se justifica su uso.

http://www.greenpeace.org/espana/es/Trabajamos-en/Transgenicos/mapa-de-espana/

capitalismCapitalism – documental con 6 episodios. 2014, de By Ilan Ziv

http://icarusfilms.com/new2015/capi.html

Capitalism has been the engine of unprecedented economic growth and social transformation. With the fall of the communist states and the triumph of «neo- liberalism,» capitalism is by far the world’s dominant ideology. But how much do we understand about how it originated, and what makes it work?

CAPITALISM is an ambitious and accessible six-part documentary series that looks at both the history of ideas and the social forces that have shaped the capitalist world.

Blending interviews with some of the world’s great historians, economists, anthropologists, and social critics (view the complete list of participants), with on-the-ground footage shot in twenty-two countries, CAPITALISM questions the myth of the unfettered free market, explores the nature of debt and commodities, and retraces some of the great economic debates of the last 200 years.

Each fifty-two minute episode is designed to stand alone, making these ideal for classroom use or as an additional resource for students:

Episode 1: Adam Smith, The Birth of the Free Market
Capitalism is much more complex than the vision Adam Smith laid out in The Wealth of Nations. Indeed, it predates Smith by centuries and took root in the practices of colonialism and the slave trade.

Episode 2: The Wealth of Nations: A New Gospel?
Adam Smith was both economist and moral philosopher. But his work on morality is largely forgotten, leading to tragic distortions that have shaped our global economic system.

film still

Episode 3: Ricardo and Malthus: Did You Say Freedom?
The roots of today’s global trade agreements lie in the work of stockbroker David Ricardo and demographer Thomas Malthus. Together, they would restructure society in the image of the market.

Episode 4: What If Marx Was Right?
Have we gotten Marx wrong by focusing on the Communist Manifesto instead of on his critique of how capitalism works – a critique that is relevant and as penetrating as ever?

Episode 5: Keynes vs Hayek: A Fake Debate?
The ideological divide between the philosophies of John Maynard Keynes and Friedrich Hayek has dominated economics for nearly a century. Is it time for the pendulum to swing back to Keynes? Or do we need a whole new approach that goes beyond this dualism?

Episode 6: Karl Polanyi, The Human Factor
An exploration of the life and work of Karl Polanyi, who sought to reintegrate society and economy. Could the commodification of labour and money ultimately be as disastrous as floods, drought and earthquakes?

CAPITALISM is an impressive series that makes economics accessible through an interdisciplinary approach that explores the work of great thinkers, while embedding economics in specific social, political, and historical contexts. The series can be watched as a whole, but each episode also stands alone.

The series features some of the world’s top economists, historians, anthropologists, and sociologists, including Thomas Piketty, Noam Chomsky, Yanis Varoufakis, Nicholas Phillipson, Kari Polanyi Levitt, David Graeber, and Abraham Rotstein. View the complete list of storytellers.

26 dic 2015: SOBRE REGULAR LO DE LAS SETAS. Pues bien, la solución no es regular el mercado como lo conciben, individualmente. Hay un concepto de comunidad que es perfecto para este tema: tierras de las comunidad: que quienes vivan allí tengan el derecho de ir a por setas y que quienes no, no. Es lo que se hacía siempre con los bosques del pueblo, con los recursos naturales para la comunidad, poder coger leña caída, ramitas, si vivías allí. No todo es MERCADO. Y si tienen muchas y las venden, pues claro. Pero si hay una riqueza en ese lugar, pues digo yo que lo principal no es quien se pueda sacar los permisos y todo eso, sino ser comunidad de allí. Es que todo se ve sólo de una forma, el dinero. Qué pesadez.

QUE ME ESCUCHEN LOS AYUNTAMIENTOS, que yo arreglo lo de los festivos, y así de paso en Educación podríamos tener lo que tienen en otros lados, una secuenciación racional empática.

HAY IDEAS QUE NOS HACEN NO NECESITAR ENEMIGOS: una se la oí a Ana María Matute hablando con Almudena Grandes en un programa: Que al final, toda la gente «buena» llegaba a ser alguien en literatura. Genial ninguneo de, cierto, un montón de gente a la que no conocemos como escritoras sobre todo y escritores, de todos los siglos. Caramba! Pues será que sólo los hombres valen para escribir hasta que llegó el siglo 20 y de pronto algunas pocas mujeres se iluminaron.
Otra mala idea es que el dinero atribuye valor, reconocimiento a lo que hacemos: no es así. Que el dinero sea necesario para comer, no le da más estatus que ése, no le hace poder más, no puede darte valor como escritora porque el valor como escritora lo tiene tu obra, y si no se puede comer de labores de creación y pensamiento, tendremos que buscarnos un trabajo que nos dé de comer, y pedir que la sociedad dé un sueldo a gente que haga eso, porque también es valioso, pero dejarnos fagocitar el pensamiento del Valor y Aprecio con el mercado es un error, en mi opinión.

Añadir otros posts…

Dinero (relato)

Hoy por fin he terminado de escribir un relato que llevaba tiempo queriendo escribir. El problema era que no sabía qué quería decir. Normalmente, empiezo sin saberlo y si sale de un tirón, pues listo. Pero este relato no terminaba de salir. Se llama «Dinero» y tiene dos páginas. Lo voy a dejar macerar (se lo he enviado a algunas personas para conocer su impacto, si les mola decírmelo, y así pensar si necesita más trabajo o no (según lo que se entienda, digamos). Pero al llegar hoy al final, me ha dado que he resuelto el problema. Raro, pero bueno. Se hace lo que se puede!

— Al día siguiente:

Ya lo he puesto en mi web:
http://www.mujerpalabra.net/creadoras/michelle/pages/relatos/2014_Dinero.pdf

— Al día siguiente, rescatado del fb:

Quería decir: a todo el mundo nos genera gran conflicto el tema de las personas que viven en la calle, pero no deberíamos echarles violencia, con juicios sumarísimos (les das o no, pero no decidas tú para qué), o pretendiendo no verles (se les puede mirar normal, pienso, si ocurre). La solución no está en nuestra mano (y sería muy barato para un Estado ayudar y resolver este tema terrible, pongamos, con un impuesto voluntario sólo para eso, desde la justicia social y no la caridad), salvo en eso. Pero como es un tema duro, que nadie quiere pensar (me incluyo), empecé con la prota, con su viaje que acabó en la calle, para que a través de su identidad se viera que quien vive en la calle no vive en el mismo mundo, allí todo el mundo, pienso, está igual en un sentido profundo muy difícil. Es posible que conscientemente no se entienda esto, pero espero que emocionalmente sí. Si no, tendré que seguir intentándolo!

Tengo que decir que este relato probablemente no habría salido si no hubiera tenido una clase en 5ºB este año, hacia mediados del curso, que fue bastante intensa y especial. Por eso he tomado prestada la pregunta de Ana, que a su vez, da presencia y quizá voz a la conexión increíble del grupo.

Viñeta Título: MEJOR COMPARTIR QUE ROBAR (sociedades humanas inteligente es posible)

Viñeta 1: manos pidiendo. Mano de vieja con casa y sin dinero, mano de parado, mano de chica huida de casa, de mujer echada de casa, de chica que se va de casa, de inmigrante negra, de inmigrante negro, de músico de acordeón, de actriz de teatro callejero, de estatua viviente, de gitana, de inmigrante rumana con personas pequeñas, de chicas empujada continuamente a la prostitución, de viejo sin casa y sin dinero, de hombre que se ha perdido, de viejo que no recuerda, de vieja de los gatos, de persona con una minusvalía, de borracho, de persona con una enfermedad mental y sin atención médica ni cuidados, de persona que se arruinó y vive en la calle…

Viñeta 2: una mujer joven, no blanca, que el aspecto pueda servir para varias culturas.

Texto superior: LA RAZÓN POR LA QUE NO PODEMOS DAR A TODAS LAS PERSONAS QUE NOS PIDEN ES PORQUE NO NOS LLEGAN LOS INGRESOS.

Texto inferior: POR FAVOR, QUIENES HAN ACUMULADO DINERO QUE NO PUEDEN GASTAR EN VARIAS GENERACIONES QUE LO DEVUELVAN A LAS POBLACIONES, POR SU DIGNIDAD INDIVIDUAL, POR EVITAR TODA ESTA VIOLENCIA EVITABLE A LAS PERSONAS, Y POR LA PROTECCIÓN DEL PLANTETA QUE NOS ACOGE, AL QUE SU AVARICIA ENFERMA ESTÁ TAMBIÉN REVENTANDO.

SONY DSC

Si te gusta jugar al fútbol, y es tu pasión, o te genera mucho interés hacerlo, y tienes un talento para ello, o vas desarrollándolo, o las dos cosas más bien, la interpretación equiparación ordinaria es que te gustaría ser, pongamos, Messi, tanto por la fama y el dinero (quizá se incluya también el estatus), y también por la maestría, el talento desplegado en la actividad, ese “ser el mejor” en “lo tuyo”.

A mí esto, en un sentido idealista (de ideas sólo), me parece comprensible, pero por cómo operan las sociedades, y por esto sé que esa interpretación no es la única que explica las relaciones de las personas con las actividades que aman hacer, o necesitan hacer, o a las que quieren dedicarse. Sin embargo, si yo expresara en alto que existen otras aspiraciones o deseos de relación entre una actividad y la persona, es probable que la mayoría sonriera incrédulamente. Como cuando ven a una mujer que no ha sentido la necesidad ni el deseo de ser madre tratar a una niña o a un niño con amabilidad e interés, o sentirse conmovida por su inocencia y espontaneidad, por su inteligencia, digamos, la mira “la sociedad” y piensa: “seguro que le da pena no haber tenido sus propios hijos”. El autoritarismo de las opiniones que sustentan el sistema es así: no se concibe ninguna otra posibilidad o explicación.

Sin embargo, yo puedo imaginar con cierta facilidad, por ejemplo, que hayan existido personas con talentos e intereses o pasiones, que aun deseando comunicar, no han buscado ni “ser el mejor”, ni “reconocimiento por su producción”, ni han aspirado a amasar “poder y dinero”,  y estas ausencias no han implicado “falta de ambición”, “cobardía”, “inseguridad”, sino sencillamente no sentir ninguna atracción a esos caminos en los que se quiere exponer la obra, porque se tiene interés o atracción por otros caminos. Si hay algo cobarde, falto de ambición, es creer que la mente humana sólo da para un par de ambiciones “universales”.

El ninguneo me molesta, tanto individualmente como por compromiso social. Y cuando se habla del ser humano como si éste sólo pudiera ser de una manera, siento una furia tremenda bullir para arriba y salir por mis dedos o mi boca, según el contexto. Por eso me enfado cuando leo opiniones como que las escritoras deben no ser cobardes y aspirar a ganarse la vida con su obra. Bullo de indignación porque me parece un marco asfixiante, que estrangula a unas y ningunea a otras. Se siente: sí hay algo incómodo en ganarse la vida con la expresión artística, pero hay que tener valor y aceptarlo, y no usar a gente que eso no lo quiere hacer para justificarse como artista.

¿Por qué parece costarle tanto a la gente ser capaz de construir su identidad sin que sea a costa de otras personas?

Aquí algunos hechos que deben sumarse a otros hechos:

Existen personas que aunque son biológicamente hembras (periodo-útero) no sienten la necesidad de gestar y parir, de gestar, dar a luz y criar bebés. Existen. Es así de fácil. Y nadie debe forzar a un ser humano a hacer algo tan salvaje contra su cuerpo, su ser, pues gestar y parir cuando no se desea es literalmente una de las más brutales torturas.

Existen artistas que aunque buscan la comunicación, es sólo en el sentido de que sus obras no queden en un rincón oscuro, les conecten con otras personas, y esto no se puede equiparar a desear fama, poder o dinero. Se puede crear por muchas razones, y de muchas maneras. Concebir el arte como la pista de competición donde existe un canon (el concepto mérito, maestría, aplicado al estrecho y definido territorio de la regla de valor) y donde el premio se lo lleva quien, según ese canon, «supera» al resto es una visión infantil en el sentido de limitada al mundo propio de valores, no explica el conjunto, no le sirve a todo el mundo.

El hecho es que millones de mujeres y de personas en general han pasado por el planeta teniendo mucho que aportar y no habiéndolo podido hacer por su contexto o habiéndolo podido hacer sólo desde el aislamiento, o sea, sin que esa obra pudiera llegar a otras personas. La mentalidad por defecto (que llevamos dentro por educación, esa fuente de mezquindad y crueldad justificada) dirá: «Eso lo dices porque te identificas con esas personas». Pues claro! Porque entiendo que existe otra realidad! Es evidente. ¿O he entendido mal tu  comentario?, ¿no debo entender lo que pone, sino tu intención de desacreditar a la gente así?, ¿de borrarla del mapa?, ¿para justificar tu orden?