Archivo del Autor: michelle renyé

Angela Davis, sobre modelo de sexualidad masculina patriarcal

“[E]staba harta de los hombres que medían su capacidad sexual por el grado de subordinación intelectual de la mujer.”

Angela Davis, Autobiografía (ed. Capitán Swing), parte 4, “Llamas”, p. 210

La menstruación en Sangre de la luna, novela de Luz González Rubio

Sangre de luna, de Luz González RubioSangre de la luna es una novela de 1992, publicada en 2012. El tiempo de la narración son los tres días del periodo de la protagonista. Tenemos la alegría de presentaros tres citas que ha elegido Luz para nuestra sección de Creadoras: Sangre, para dar voz a la relación humana con la sangre, que es compleja y muy diversa, pero esta vez desde el siempre omitido punto de vista de las personas que menstrúan, que también es complejo y diverso.

Fragmento 1

Ya estoy menstruando. Esta palabra es más bonita que período. Más bonita también que regla. La prefiero porque tiene que ver con la luna. Mens significa eso, luna, y el resto de la palabra, según he leído, significa cambio, giro, ciclo o algo así. Nuestros indios tienen leyendas en las que nos relacionan a las mujeres con la Luna. La Luna fue la Primera Mujer. Su verdadera forma es redonda, como la vemos los días de luna llena, pero enferma todos los meses, como las mujeres, y va adelgazando por los fluidos que pierde hasta quedar menguante.

En alemán a la menstruación se le llama la Luna. Ah, y en francés también, a estos días en que la mujer menstrúa se le llama “le moment de la lune”. Los mandingo usan la misma palabra, carro, para llamar a la Luna y a la menstruación. Tienen razón, tener esto todos los meses es una carga, un carro que hay que tirar de él. En la India también llaman lo mismo a la Luna y a la sangre de la menstruación. ¡Sorprendente! Todos los países le echan la culpa de nuestros males a la luna. Las niñas maoríes empiezan a ser mujeres después de haber tenido contacto con la Luna durante el sueño. Bien, pues yo, siguiendo las costumbres indias y de la mayoría de los pueblos que habitan el planeta Tierra, voy a concederme un tiempo sagrado para menstruar. No voy a salir a la calle, no voy a hablar con nadie. Voy a cerrar la puerta de mi habitación a cal y a canto.

Leer los Fragmentos 2 y 3 en la webita de Luz González Rubio en Mujer Palabra

Gertrud Stein, sobre hacer daño

Odio el riesgo de herirme o de herir a otra persona. Lo único que quiero es meditar sin cesar y pensar y conversar. (Ser americanos, de Gertrude Stein)

postalGertrudeStein02

Gertrude Stein, adolescencia

a los quince años la vida es muy medieval y pionera y nada está claro y nada es seguro y nada está a salvo y nada ha llegado ni nada se ha ido. Pero todo puede ocurrir (Guerras que he visto, de Gertrude Stein, en Dossier Gertrude Stein localizado en mujerpalabra.net > Conoce a…)

postalGertrudeStein01

Citas 1 de “Machismo” de Barbijaputa

machismobjptClica en foto libro para llegar a editorial

p. 48 Si reducimos la lupa, en nuestro país [Espanya] se cometieron más de 9.000 delitos contra la libertad sexual (acoso, agresiones, abusos sexuales…), de los cuales 1.227 fueron violaciones (dato del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidad, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Esto se traduce en que cada poco más de seis horas se está produciendo una violai´con. Estos datos, sin embargo, son solo los que han sido denunciados; la cifra real es incalculable debido a que la vergüenza y el miedo hacen que muchas mujeres no denuncien nunca.

Solo en 2015 se interpusieron 129.193 denuncias por violencia de género, una media de 354 por día (Véase www.observatorioviolencia.org/estadisticas, Fundación Mujeres) aproximadamente. y vuelve a suceder lo mismo: son solo casos denunciados, el número real no podemos saberlo (…)

p. 49 (…) un mundo donde la violencia hacia las mujeres es considerada ya na pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un mundo indudablemente misógino. [leer este Comunicado de prensa de la OMS, 2013]

Los “locos”

Es obvio, por otra parte, que no todos los hombres acaban violando o matando a las mujeres, pero que no lleguen a esos extremos no significa que no hayan crecido absorbiendo los mismos mensajes, actitudes, noticias, anuncios, situaciones de discriminación, que los que sí llegan a esos extremos. Recordemos que los feminicidas, los violadores, los exhibicionistas, los acosadores y los maltratadores no se han creiado en mundos paralelos.

Y no, tampoco son “locos”. (…)

p. 50 El problema de ver a los violadores, maltratadores y feminicidas como “locos” o como “enfermos” no solo normaliza la violencia contra las mujeres (“Es algo que no se pudo evitar, porque él estaba loco”) y fomenta la cultura de la violación (ya que desconoectamos el verdadero nexo con quienes suelen cometer estos actos: los cuerdos y machistas), sino que además propvocamos un daño colateral en las personas con enfermedades mentales reales (…) las personas que padecen algún trastorno mental son, en realidad, más víctimas que agresoras: hasta un 34 por ciento de ellas han sido objeto de violencia o maltrato durante su vida.

June Jordan, confiar

juneCita en audio en inglés del proyecto Talking People para estudiantes de inglés.

Traducimos: (…) el “propósito” intrínseco es alcanzar, y recordar, y declarar nuestro compromiso con todo lo que tiene vida, sin engaño, y sin temor, y sin reserva. Hacemos lo que podemos. Y al hacerlo, conseguimos seguir confiando, es decir, vulnerables, y más que eso, ¿qué se puede pedir? (De una carta personal de 1970)

Amaia Pérez Orozco, Subversión feminista de la economía

“…Frente a la crisis no queremos empleo, no queremos salario, no queremos Estado del bienestar. Queremos cuestionar la relación salarial misma, la estructura capitalista en su conjunto. No hay marcha atrás sino futuros posibles a construir. Se trata de preguntarnos no sólo cómo lograr trabajo para todxs, sino para qué trabajamos. La respuesta pasa por un vuelco sistémico que permita poner las condiciones de posibilidad del buen vivir (diverso) para todxs. El reto es definir democráticamente a qué vamos a llamar buen vivir y cómo vamos a convertirlo en responsabilidad colectiva.” 

 

El mito de Narcisa / The Myth of Narcissa

Estoy tan poblada de personas amadas
perdidas para siempre
que me pregunto si el mito de Narciso
es una distorsión más, la de un mito más profundo
y vital para quienes no creen en mundos espirituales.
Quizá se trataba de una mujer que se miraba en el agua
(que late, fluye y se transforma)
para encontrar en el universo de sus ojos
la valiosa compañía perdida para siempre.

Self-ReflectionbyKristygordon

Prose translation into English: I’m so populated by people I love who are lost forever that I wonder if the myth of Narcissus is one more distortion, that of a deeper myth and vital for those who do not believe in spiritual worlds. Perhaps it was a woman who contemplated herself in the water (that beats, flows and transforms itself) to find in the universe of her eyes the cherished company lost forever.

elmitodenarcisa_miniposter (1 pág. pdf, con poema de michelle renyé, boceto de cuadro de Kristy Gordon)

Es más fácil e interesante relacionarse con mujeres

Cuando era una mujer joven, me ocurrió que me encontraba manteniendo conversaciones interesantes con hombres. No sabía yo, claro, nada de qué hondamente impacta la cultura patriarcal  nuestras identidades. Me sorprendía que al rato de aquellas conversaciones ellos siempre encontraban que era un proceso “natural” pasar a mantener relaciones sexuales. Resultaba que el que un hombre conversara contigo como si tú fueras un hombre tenía un precio. Pero esto no lo supe con palabras hasta muchos años después. No les interesaba en realidad lo que yo pudiera aportar intelectualmente (o sí, también, aunque siempre menos que lo otro). No hablo de hombres machistas sino de hombres que no se consideraban machistas, ni yo a ellos; en realidad en nuestros mundo ni existía la palabra “machismo”, ni el análisis del sistema social en el que vivíamos, ni sin duda alguna la palabra “feminismo”. Que yo sin sentir el mismo deseo me dejara llevar a la cama me lo explico como el mismo silencio pero hacia mí misma (de obediente a los mandatos patriarcales) que hace que las niñas callen a pesar de su malestar intenso cuando el viejo amigo de la familia las agarra de los genitales para montarles a caballito.

Gracias a mi cabeza, he podido mantenerme aprendiendo, lo que es decir inocente y vulnerable (abierta y vital). Y esto me ha llevado a relacionarme intelectualmente con las mujeres, en una relación igualitaria y libre. Sin trampa. Sin sorpresa que luego destapa que has sido utilizada. Eso sí, con tu propia colaboración.

Relacionarse con mujeres, a nivel intelectual, afectivo y emocional, haciendo todo, cualquier tipo cosas, incluido el arte, el activismo, transformando el mundo (“sin que se enteren (porque no quieren, claro)”), y también sexualmente (con ellas esto “surge” cuando el deseo es mutuo, y no como premio al esfuerzo de “hablar y hablar”), es más libre, más relajado, está más lleno de vida y potencial, de ideas, de conexiones, es más placentero que con la gran mayoría de los hombres (que siguen insistiendo en sus miedos y consecuentes violencias en lugar de aprender a escuchar y a convivir. Con mujeres, es como estar con una persona, con una persona como tú, diferente pero sobre la tierra, bajo el cielo como tú. Es mucho mejor que la “igualdad”, yo lo llamo “libertad”.

Así que no me sorprende nada de cosas que dice Annie Leibovitz sobre Susan Sontag. Puedo comprender con la mente y el cuerpo de lo que habla.

Y bien, que siga la sociedad ignorando todo lo valioso y apoyando el sistema de violencias. No saben lo que se pierden. Una fuente de valioso aprendizaje, como poco.

Fuente: mi blog de notas, Palabras

María Zambrano, pensadora, sobre el arte

“El arte parece ser el empeño por descifrar o perseguir la huella dejada por una forma perdida de existencia.”

(1904-1991) Si alguien quiere que le dediquemos un espacio en la sección Conoce a… recibiremos los materiales con alegría!