Tag Archive: arte


ARTE, LOCURA, SOCIEDAD Y VIOLENCIA. Yo tengo una interpretación muy distinta a aquella con la que nos han machacado (y machacaron a personas artistas) en el siglo 19 y 20, que tiene más que ver con que la ideología patriarcal convierte en violencia todo lo que toca. Lo que llevó a la depresión y a desequilibrios a personas ejerciendo una actividad artística, para cuando de verdad ese fuera el caso, fue seguramente la incomprensión, la brutalidad en la negativa a comunicarse de la sociedad, siquiera a dejar en paz a quien ve diferente (ver diferente algo lógico y natural pues lo sospechoso es que todo el mundo vea igual, en ideología patriarcal, una ideología tan hostil a la naturaleza humana).

Tener un talento no significa tener una enfermedad mental. Tener criterio propio, visión propia tampoco. Pero que tus congéneres no comprendan lo que dices, que lo interpreten todo malintencionadamente, deformantemente, porque no pueden soportar un criterio diferente, les da miedo y pavor, y lo machacan (hay, en mi opinión, una conexión robusta entre miedo y uso de la violencia; no son “los valientes” quienes usan la violencia, sino los que no controlan su miedo para buscar buenas soluciones, de la misma manera que no son más inteligentes quienes “solucionan los problemas” recurriendo a la violencia, tan destructiva); que en lugar de convivir pacíficamente contigo, que al fin y al cabo no le haces ninguna violencia a nadie (que tu existencia cuestione las mentiras que acatan por ideología explicará su violencia hacia ti, pero no la tuya, que no existe pues sencillamente expresas), te quieran aislar como peligro y atar bien atada o atado, cuando no directamente linchar (esas acusaciones que sufrieron por ejemplo Camille Claudel y Vincent Van Gogh), justifica la paráfrasis que hice yo con el dicho (tras años de observación y vida en mi sociedad): “Dime de qué me ACUSAS y te diré lo que me estás haciendo”.

Respecto a formas de ver y criterios independientes, la historia patriarcal está llena de inquisidores del poder, y de inquisidores e inquisidoras en la masa que acata. (Yo lo sé con mi propia pequeña y anónima vida: ¡cuántas veces he visto a “buena gente” contribuir a crear una realidad de distorsión y violencia con mi vida! Sólo que yo he nacido en una democracia que por mal que vaya es donde las mujeres y en general las mayorías han podido tener más espacio para la construcción de su identidad que antes, porque no se nos lincha físicamente, o apresa, encarcela, tortura y ejecuta aunque se nos hagan otras cosas.) Estos líderes violentos, apoyados por la masa ciega (que ahora no obstante tiene más crimen, lo de ser ciega, porque hay oportunidad de información y formación) cierran filas, bloqueando, intentando exterminar cualquier atisbo que apunte a que otro mundo humano es posible, y muy diferente.

¿Cuántos siglos más harán falta para que la mayoría deje de tener miedo y rechace la ley del más violento, del que tiene menos escrúpulos? No tanto como en el pasado, en el sentido de los logros del activismo social (entre ellos, del feminista, que se refleja en la noción de derechos humanos y en todo el desarrollo de lo civil o ciudadano frente a lo militar y esclavista) ha ofrecido modos de actuar a nuestra sociedad que no son ya como antes, que hablan de convivencia y derechos, pero seguimos justificando la violencia en todo (proceso inconsciente), a todos los niveles, en lugar de ir trabajando en reducir esos escenarios de resolución, para hallar formas noviolentas que realmente RESUELVAN cosas.

Seguimos ignorando y aún “acusando” a gente que aporta cosas buenas o menos malas. Seguimos validando la existencia y la actuación de gente que perpetúa los modos de relación de la violencia. (Incluyo la violencia que cualquier ejerce cotidianamente: la conceptual –cómo te consideran– que es terrorífica, la verbal, lo que dicen de la gente a la que quieren quitar de en medio o que no sienten de su grupo de acatamiento, y la mentira porque ésta, abrumadoramente utilizada para todo en el día a día por tanta y tanta gente, esa mentira para manipular y explotar, aprovecharse o abusar, para sencillamente “robar cariño”, como yo lo llamo, porque es una forma de desamor, de no querer o no respetar a quien se la cuentas o haces, la mentira es otra forma de la violencia, y rara vez la usamos para cosas buenas).

La enfermedad mental no es sólo resultado de “fallos internos permanentes y de nacimiento” del cerebro humano. Como bien sabemos hoy, podemos tener desequilibrios diversos a causa del sufrimiento, de la adversidad, de la incomunicación, de la necesidad física de lugar seguro al que ir, comer, protegerse del frío o el calor, tener un trabajo para poderte sustentar materialmente… Quién no ha tomado hoy, además de sustancias estimulantes y tranquilizantes (azúcar y sal, café y té, infusiones, tabaco, alcohol) como han hecho las personas a lo largo de la historia de la humanidad (siendo unas aceptadas y otras hipócritamente rechazadas), drogas químicas legales como tranquilizantes, ansiolíticos y antidepresivos, y se considera, no obstante, una persona “normal”, es decir, sin “enfermedad mental”.

La supuesta enfermedad mental no es un estado que te toca o no como nacer en una determinada geografía (pongamos, la franja de Gaza o la comunidad de Madrid), permanente, inalterable. Lo que llamamos “enfermedad mental” incluye en muchos casos (y no soy entendida, pero sí he vivido en mi cuerpo en este mundo y aprendido de las vidas de otras personas también porque soy una buscadora de soluciones incansable) estados transitorios donde la persona no puede lidiar con la vida, y que ahora con una droga química legal se curan, otros, se controlan, cuando unas décadas antes costaban el suicidio, o una vida de sufrimiento atroz interior, y de generar sufrimiento en otras personas como resultado de esto. (Todo esto simplificando la cuestión porque esto es una reflexión ¡que se me ha complicado bastante ya! 😀 )

Mi apuesta es que ni Van Gogh ni Claudel habrían tenido ningún problema mental (y dudo mucho que ella lo tuviera a pesar de un ingreso en psiquiátrico de 30 años, como no fuera como resultado directo de lo que la hicieran allí) si él hubiera podido tener un mecenas para montar un lugar que fuera como una universidad popular de artistas, “universidad” en un sentido distinto a lo que tenemos, claro. Un apoyo con que enfrentar el hecho de la incomprensión, y una protección de las “acusaciones” asesinas. Y si Claudel destruyó su obra no fue por locura, sino porque se la llevaban a un psiquiátrico, y claramente lo sabía porque ya había sufrido y enfrentado la difamación y la incomprensión, esas distorsiones tan efectivas para destruir todo lo que tendría un valor impresionante para la construcción de un mundo humano noviolento (al menos tan noviolento como la civilización alienígena de la película de 1951 –no la versión de ahora!- “Ultimatum a la tierra”, orig. “The Day the Earth Stood Still”). Y habría tenido el valor indescriptible, más siendo mujer, de no perder la cabeza y rechazar toda presión de plano. Destruyó su obra probablemente por algo más que un ataque de desesperación o furor: porque conocía su valor, al menos lo sabría en ocasiones, y no iba a dejarnos algo tan valioso, a una sociedad tan brutal. Es mucho arrojo, y mucho amor a las cosas buenas, en mi opinión, una acción directa noviolenta (ADNV) en estado puro, y nada relacionado con ejercer la violencia contra la gente, como se la trató. (Yo lo imagino bien, ¡será que estoy loca! 😀 )

fritillaries-in-a-copper-vase-1887(1)

yo lo llamo el cuadro del florero de cobre, de Van Gogh

junto a un campo de trigo, con amapolas, y una alondra, de Van Gogh

junto a un campo de trigo, con amapolas, y una alondra, de Van Gogh

detalledelascotillas

detalle de Las cotillas, de Camille Claudel (se sostiene con una mano, es chiquitita; cómo habría sido grade!)

la-valse-camille-claudel

Y esta escultura, el vals, con todo su peligro y entrega al placer y al amor, es enana, la coges con una mano, qué habría sido en grande!

BELLEZA Y TRANSFORMACIÓN SOCIAL. En el arte que hemos hecho al margen del Sistema se nota: que la belleza es algo que nada tiene que ver con lo que el Sistema vende como belleza y que su poder de conmover, llamémoslo “belleza”, tiene un poder inmenso para la transformación. Lo mismo pasa con las ideas, pero como se expresan en palabras, el tema de la interpretación juega en contra.

MODIFICADO, QUE HABÍA FRASES QUE NO SE ENTENDÍAN!

Qué pesadez. ¿Cómo cabe en una mente humana (libre) concebir que cuando al fin las personas descubren que lo que antes se explicaba como magia, brujería o espiritualidad era algo humano, de nuestros cerebros el surrealismo (el subconsciente, inconsciente), eso sólo interesó a un grupo de personas muy concreto y poco numeroso con un líder, un mandón, el señor Breton, patriarca del surrealismo?

¡La historia patriarcal está llena de patriarcas que oRdEnAn y MaNdAn! ¡Es que tienen que distorsionarlo todo nombrando patriarcas! Patriarcas y “los primeros” que hicieron algo. Qué idea tan distorsionante… Pues no hay personas que llegan a lo mismo en sitios muy distintos… de siempre… aunque no nos conste en la jodía historia patriarcal…

¿No habría más bien millones de personas (en especial, artistas) que estarían explorando este hallazgo en el siglo del descubrimiento del subjetivismo?

Y Maruja Mallo (aquí un hombre ha subido un montón de obra, lo que es una suerte!) sin duda alguna, ¡cómo no! Lo que no quiere decir que hiciera lo que ordenara Breton ni que sólo hiciera eso.

¡Pero qué pesado es leer las tonterías que se escriben desde mentes que no se plantean preguntas, sólo un afán de decir algo que les haga ocupar un sillón en la historia o que les permita ganarse la vida! Lo último, recoger algún rastro que posibilite algún grado de conocimiento.

¿No tuvo Picasso épocas? ¿Qué pasa, que si eras una mente exploradora pero con un cuerpo con vagina tendrías que aspirar a una etiqueta (yo no estoy en contra de los nombres, pero los nombres son etiquetas cuando se usan para mutilar)?

Miro los trabajos de Maruja Mallo y veo cosas distintas, increíblemente distintas, pero creíblemente distintas porque vienen de una mente capaz de mirar por encima de todos los muros y de hacer conexiones sorprendentes! Y veo que tiene épocas, claro, de exploración de tal o cual, como toda persona artista: hay cuadros donde se ve el impacto del surrealismo (no del del Patriarca asesino sino de lo que fue el impacto en las mentes artistas humanas), y hay un montón donde hay cubismo, abstracto, modernismo/futurismo, dadaísmo. Y costumbrismo (“lo popular”, lo único que el museo reina sofía tiene de ella). Y también hay algo que hace ella que es conectar lo moderno con la Grecia clásica, y con la Ciencia. Hay millones de conexiones. Millones de preguntas: mira el universo y le da orden humano o encuentra tal diversidad en la naturaleza que puede encontrar un orden posando la mirada en un punto, y ese orden nos vale a las personas? (no a los patriarcas, enfermos de sólo querer imponer su jodío orden, qué pesadez, qué bombardeo, nada les basta, nada les contiene! Qué abuso de pesadilla!)

Y eso sí: ni una página de citas de ella en Internet. Con todo lo que debió hablar y escribir!

Protoesquema, s.f. (h. 1982) – usado girado 45º a la derecha, en la portada del libro que tengo, escrito por Estrella de Diego, y publicado por la Fundación Mapfre, 2008

Maruja Mallo en su estudio, 1936 (Madrid, quizá) El cuadro “El milagro del trigo” es de este año y está ahí, así que ésos son cuadros del año, o alguno más!

En 1943, tiene una serie (de pocos más años) de Naturalezas Vivas, y ésta además tiene el subtítulo de Vida Vibrante.

Se ve que exploraba algas… Algas III, 1943 – cómo van creciendo

Seguiré posteando sus cuadros…

Si te gusta jugar al fútbol, y es tu pasión, o te genera mucho interés hacerlo, y tienes un talento para ello, o vas desarrollándolo, o las dos cosas más bien, la interpretación equiparación ordinaria es que te gustaría ser, pongamos, Messi, tanto por la fama y el dinero (quizá se incluya también el estatus), y también por la maestría, el talento desplegado en la actividad, ese “ser el mejor” en “lo tuyo”.

A mí esto, en un sentido idealista (de ideas sólo), me parece comprensible, pero por cómo operan las sociedades, y por esto sé que esa interpretación no es la única que explica las relaciones de las personas con las actividades que aman hacer, o necesitan hacer, o a las que quieren dedicarse. Sin embargo, si yo expresara en alto que existen otras aspiraciones o deseos de relación entre una actividad y la persona, es probable que la mayoría sonriera incrédulamente. Como cuando ven a una mujer que no ha sentido la necesidad ni el deseo de ser madre tratar a una niña o a un niño con amabilidad e interés, o sentirse conmovida por su inocencia y espontaneidad, por su inteligencia, digamos, la mira “la sociedad” y piensa: “seguro que le da pena no haber tenido sus propios hijos”. El autoritarismo de las opiniones que sustentan el sistema es así: no se concibe ninguna otra posibilidad o explicación.

Sin embargo, yo puedo imaginar con cierta facilidad, por ejemplo, que hayan existido personas con talentos e intereses o pasiones, que aun deseando comunicar, no han buscado ni “ser el mejor”, ni “reconocimiento por su producción”, ni han aspirado a amasar “poder y dinero”,  y estas ausencias no han implicado “falta de ambición”, “cobardía”, “inseguridad”, sino sencillamente no sentir ninguna atracción a esos caminos en los que se quiere exponer la obra, porque se tiene interés o atracción por otros caminos. Si hay algo cobarde, falto de ambición, es creer que la mente humana sólo da para un par de ambiciones “universales”.

El ninguneo me molesta, tanto individualmente como por compromiso social. Y cuando se habla del ser humano como si éste sólo pudiera ser de una manera, siento una furia tremenda bullir para arriba y salir por mis dedos o mi boca, según el contexto. Por eso me enfado cuando leo opiniones como que las escritoras deben no ser cobardes y aspirar a ganarse la vida con su obra. Bullo de indignación porque me parece un marco asfixiante, que estrangula a unas y ningunea a otras. Se siente: sí hay algo incómodo en ganarse la vida con la expresión artística, pero hay que tener valor y aceptarlo, y no usar a gente que eso no lo quiere hacer para justificarse como artista.

¿Por qué parece costarle tanto a la gente ser capaz de construir su identidad sin que sea a costa de otras personas?

Aquí algunos hechos que deben sumarse a otros hechos:

Existen personas que aunque son biológicamente hembras (periodo-útero) no sienten la necesidad de gestar y parir, de gestar, dar a luz y criar bebés. Existen. Es así de fácil. Y nadie debe forzar a un ser humano a hacer algo tan salvaje contra su cuerpo, su ser, pues gestar y parir cuando no se desea es literalmente una de las más brutales torturas.

Existen artistas que aunque buscan la comunicación, es sólo en el sentido de que sus obras no queden en un rincón oscuro, les conecten con otras personas, y esto no se puede equiparar a desear fama, poder o dinero. Se puede crear por muchas razones, y de muchas maneras. Concebir el arte como la pista de competición donde existe un canon (el concepto mérito, maestría, aplicado al estrecho y definido territorio de la regla de valor) y donde el premio se lo lleva quien, según ese canon, “supera” al resto es una visión infantil en el sentido de limitada al mundo propio de valores, no explica el conjunto, no le sirve a todo el mundo.

El hecho es que millones de mujeres y de personas en general han pasado por el planeta teniendo mucho que aportar y no habiéndolo podido hacer por su contexto o habiéndolo podido hacer sólo desde el aislamiento, o sea, sin que esa obra pudiera llegar a otras personas. La mentalidad por defecto (que llevamos dentro por educación, esa fuente de mezquindad y crueldad justificada) dirá: “Eso lo dices porque te identificas con esas personas”. Pues claro! Porque entiendo que existe otra realidad! Es evidente. ¿O he entendido mal tu  comentario?, ¿no debo entender lo que pone, sino tu intención de desacreditar a la gente así?, ¿de borrarla del mapa?, ¿para justificar tu orden?