En la infancia cerrar los ojos
es controlar el miedo,
jugar a ser invisible.

En la madurez, ante el abuso,
cerrar los ojos es
permitir la violencia cobarde.

Al cuarto oscuro, gente fea,
que yo, sola o con mi gente,
me voy a la playa y a la feria.

Poema con Bronislawa Wajs, Sara López Olvera y una saga de mujeres que han rescatado y creado siempre lo más valioso de nuestra humanidad. Gracias. 💜💕🧡😚

« »