Tag Archive: lucha noviolenta


ADNV CONTRA LITERATURA PATRIARCAL. Por molestar (llevando la contraria sobre el genio creativo de las mujeres a los patriarcas), voy a ir subiendo la lectura de mis poemas, de gran calidad literaria, sin duda, aunque así no lo determinen los Grandes de la Literatura. Espero que moleste a unos y otras, y que inspire y alegre y llene de fuerza a personas ninguneadas por el Sistema patriarcal, brutal.
Audios de poemas y relatos que he escrito… (Los tengo en mi web, pero el sitio mujerpalabra.net es independiente y entonces copio ahora en soundcloud unos ejemplos porque la gente va más a los sitios no independientes o comerciales.)

Odiosas piñatas, e inmensa inteligencia infantil

https://media.giphy.com/media/E57sDKXO1X0hG/giphy.gif

<3

En la red social nos regalan este link: http://afroestilo.com/blog/2014/09/08/por-que-en-1800-se-prohibio-a-las-mujeres-negras-llevar-su-cabello-en-publico/

RESISTENCIA, IDENTIDAD Y CULTURA. Lo que me recuerda la lección maya: cuando los invasores obligaron a la gente invadida a rezar a cruces fuera de las iglesias, porque les iban a imponer su dios pero no les debajan entrar aún porque “no tenían alma” antes del bautismo, las personas mayas tallaron sus creencias en las cruces, y los invasores creyeron que avanzaban en su cristianización y resultaba que no tanto… Igual con los huipiles: les impusieron vestirse con blusas, y les prohibieron hablar sus lenguas, pero las mujeres transmitieron la cultura bordado su vision en las blusas, y los invasores creyeron que era entusiasmo por la ropa que les impusieron… Siempre hemos hallado formas de sobrevivir a la barbarie, aunque hayamos perdido a tanta gente valiosísima…

MANUAL QUÉ ES VIOLENCIA (1). MENTIR puede ser pura violencia (p.e., cuando se engaña o se distorsiona la realidad para hacer daño a las personas). EL SILENCIO puede ser pura violencia (p.e., cuando no se hace nada frente a la violencia del abuso y la distorsión). MANTENER EL ORDEN puede ser violencia extrema (p.e., cuando se trata de un orden injusto o basado en la violencia). Por otro lado, ALZAR LA VOZ puede no ser violencia (p.e., cuando sistemáticamente se hace como que no se oye, o directamente no se escucha, y se está hablando desde la racionalidad empática). ALZAR LA VOZ puede ser un noble y generoso ejemplo de Lucha Noviolenta. ALZAR LA VOZ puede ser la esperanza de transformación positiva hacia la justicia social.

En Mujer Palabra

En Mujer Palabra

POBLACIONES Y LUCHA NOVIOLENTA

Por michelle renyé (mujerpalabra.net, 2013)

La lucha noviolenta es algo que las personas llevamos haciendo siglos pero que no ha conseguido ser visibilizada en nuestras consciencias culturales porque el patriarcado  ha borrado sistemáticamente los rastros de su existencia, como ha hecho con la inteligencia y la sexualidad de las mujeres, con todas sus aportaciones a la construcción de vida buena. Pero la música siempre se ha podido oír. Y las mujeres hemos sobrevivido como seres inteligentes y no vamos a aceptar esta situación más. Sabemos, además, mucho sobre la lucha noviolenta, por toda la violencia que hemos recibido en todos los ámbitos, por ser mujeres, y por haber tenido culturalmente prohibida el uso de la violencia. La mente es humana, pero de los papeles impuestos hemos aprendido cosas específicas.

La lucha noviolenta en la actualidad es una opción política (de actuación para la construcción social) y ética (de racionalidad empática), aunque el patriarcado tradicionalmente la haya identificado sistemáticamente con religiones y espiritualidades patriarcales, de ahí que la población general sólo sepa de figuras como los líderes espirituales Martin Luther King y Gandhi. Sin embargo, ya contamos con información sobre luchas de las personas y poblaciones en el pasado y ahora, innumerables ejemplos de luchas noviolentas, y tenemos que conocerla y difundirla para seguir evolucionando por ese camino.

La lucha noviolenta permite la participación de todo el mundo, alienta la creatividad y la cooperación, el trabajo en equipo, desarrollando por tanto nuestra inteligencia y nuestra capacidad de construir sociedades menos violentas e injustas, pues los medios asumen el fin, luchamos de maneras revolucionarias, que no reproduzcan la violencia del sistema combatido. La lucha noviolenta es por tanto más barata en todos los sentidos, e igualitaria o no jerárquica por naturaleza, ya que toda participación es vital.

El problema de la violencia no lo han resueltos las soluciones de violencia, son siglos de pruebas al respecto. Las soluciones violentas sólo han intensificado y diversificado la ejecución de la violencia. Necesitamos dar el paso para aislar a los violentos como poblaciones del planeta que reclaman un mundo respetuoso con la naturaleza y con todas las personas, como empezamos a entender en el siglo 20 al dar con la noción de derechos humanos.

Debemos desechar la Razón patriarcal y apostar con toda nuestra inteligencia por la razón empática, pues la noción de justicia no es aplicable sin entender que el sentimiento y la razón nacen ambas en la mente humana y no pueden ser separadas.