Logo de Mujer Palabra
Compartir

Pensamiento - Artes

Volver al índice de Artes Qué significa el arte contemporáneo (1): El arte de Mensa (1991, 2000, 2006, 2008, 2011)

Volver al índice de Francisca Bella Martín-Cano Abreu Francisca Martín-Cano Abreu (textos y dibujos)

Índice de navegación: 0 - 1 - 2 - 3 - 4

Significado de la Escultura tras la Revolución del Siglo XX

1. Cambios revolucionarios en el mundo del arte

A principios del siglo XX se produjeron cambios revolucionarios en todo tipo de campos, que permitieron que la sociedad experimentase alteraciones repentinas y variaciones extremas. Cambios revolucionarios que también se propagaron al mundo del Arte.

Huntington 2Huntington, c. 1925Hoxie 1871Hasta el siglo XX, la pauta general de las manifestaciones artísticas de las civilizaciones anteriores, había sido proseguir las pautas aprendidas por la tradición, y las modificaciones se iban realizando muy poco a poco, dentro de unos límites de variación permitidos. Durante siglos, la población general de occidente, había apoyado un Arte sin modificaciones. Los intentos innovadores, se ignoraban y ocultaban.

La temática artística, durante siglos, se había dedicado a ensalzar los valores que D'Orleans, s. XIXrepresentaba. Los artistas, hasta entonces, habían expresado aquella realidad circundante, como si de un espejo se tratase, que consideraban con honor suficiente para tomar como modelos, sin deformarla, sin M. L. Roldan, s. XVIIcriticarla, sin satirizarla. Los temas tratados habían ilustrado los diferentes objetos de interés que a la sociedad les preocupaba y las transformaciones formales que la ideología imponía. Era conmemorativa políticamente (ejemplo, Hoxie, Huntington) o estaba al servicio del poder religioso (Roldán, D’Orleans). Era reflejo exterior de ciertos valores que a los poderes les interesaba hacer conocer a la sociedad y era modeladora de los símbolos que habían de ser imitados.

La innovación más revolucionaria del siglo XX es la de haber transformado la función del Arte de manera radical: de ser un reflejo de las creencias de la sociedad se transformó en la de ser reflejo de la visión interior del artista.

El Arte empezó a abandonar todos los clichés conocidos y se convirtió en un campo de libertad. Espacio en el que se materializaban los vientos que soplaban y se respiraban en otras áreas de su entorno, las nuevas ideas de la nueva mentalidad de la época. Mundo en el que se reivindicaba la libertad, la libertad de expresión; en el que se daban imagen a las ideas.

El cambio revolucionario de principios del siglo llevada a cabo por artistas como Picaso y por Kandinsky, con su revolución a principios de siglo en el mundo de la pintura, no se transfirió inmediatamente al mundo de la escultura, en el que los cambios se sucedieron más lentamente.

Pero a medida que las semillas germinaban en otros campos sociales y permitieron ir en contra de las tradiciones obsoletas, hizo que llegase también la ruptura al mundo de la escultura. La escultura, igualmente, sufrió una transformación radical, destruyendo todas las reglas y conquistó la libertad.

2. Temática y características de la escultura del siglo XX

En el siglo XX las esculturas empiezan a abandonar los temas basados en la Naturaleza y en la humanidad e incorporan otros temas más transcendentales. Expresan los grandes conceptos que tanto ha preocupado al individuo.

La obra de Arte empieza a ser expresión de algo más profundo que en otros tiempos: representa conceptos filosóficos. Con modos y principios fundamentales distintos a los clásicos.

Con mensajes implícitos en las profundidades de la forma. Formas semejantes a signos con multiplicidad de significados, de metáforas, de asociaciones, de interpretaciones.

Que reflejan la personalidad del artista, su concepción del mundo, su visión interior, su ideología, su subjetividad y sus aspiraciones, su situación, la sociedad, la cultura en la que está inmerso, su grupo social, sus ideas personales: son expresión del yo individual pero coincidente con la de otros sujetos y con la visión universal compartida con otros miembros de la sociedad.

Ahora las nuevas esculturas expresan: dolor, sufrimiento, angustia, desesperación, terror, soledad, opresión, los gritos de protesta, el padecimiento de los oprimidos y la tortura de las guerras, la ironía, la resignación, las ambiciones, la fugacidad de la vida y del tiempo, la pasión y la muerte, la ingenuidad, la fantasía, las reivindicaciones políticas o feministas o las críticas hace lo tradicional...

O bien alegrías y optimismo, el ansia de libertad, los avances científicos o los cambios democráticos, las interrogaciones y las reflexiones, las investigaciones conceptuales, las contradicciones, las ambigüedades, las relaciones en tensión, los conflictos, las paradojas mentales y contrastes sexuales o políticos, los sentimiento libidinosos de los seres y el amor físico y brutal, la perfección formal, la racionalidad mental, la ley y el orden y el cálculo racionalista, la deformación física. Representan las ideas ideales y las ideas reales, las búsquedas de protección y la satisfacción de los deseos y ambiciones, analogías del cuerpo humano y metáforas de sus sentimientos...

Índice de navegación: 0 - 1 - 2 - 3 - 4

bar

Información sobre uso de este material: Copyright © 2000 Martín-Cano. Todos los derechos reservados. Se permite difundir, citar y copiar literalmente los contenidos de los documentos en esta web, de forma íntegra o parcial, por cualquier medio, siempre bajo los criterios de buena fe, para fines no lucrativos y citando la fuente. No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.
Publicado en mujerpalabra.net en febrero 2011

Escribir a MP | Mapa del sitio | © 2001-2017 mujerpalabra.net