Página web para estudiantes de secundaria
Correo
AsignaturasCómo estudiar Grupos de Apoyo al Trabajo IntelectualProyectos y pensamiento críticoSelectividad
Volver a Portada
 Lecturas interesantesExposicionesPintadasOTHER. Adolescentes alienígenas y otros seresProfesVínculosForos
Estás en OTHER
Versión imprimible
Cómo hacer una película

LA HERENCIA DE LA SRA. URTICARIA
por Carmen Y Fátima (Verano del 2003
)

Carmen, 15 años, y Fátima, 10 años, acaban de proyectar la película que han hecho en menos de una semana con un presupuesto inexistente y, eso sí, con los recursos que tenían a mano, principalmente, gente y una cámara digital de un palmo de largo. La obra se titula “La herencia de la señora Urticaria”, y dura quince o veinte minutos, y os podemos asegurar que tanto el guión, como la filmación, como el trabajo de actrices y actores generan interés y... risa.
                             Entrevista realizada por Scout

hippies
Pregunta: ¿Podrías describirnos de qué trata la película?
Fátima: Sí. Trata de una señora muy vieja, la protagonista, que vive en una mansión y la cuidan muchas personas. La persona tiene una herencia y las que la cuidan la quieren matar para llevársela. Todas fallan y al final,
piensan que está muerta porque se cayó por las escaleras y está
cartel
Hicieron una cartulina pintada con el nombre de la peli, luego sacaron la foto (agarrando la cartulina) a la prota con el cartel sobre su cabeza, luego en el ordenador se convirtió a un color liso del fondo, y se le puso un texto.
tirada en el suelo, pero está viva, y les dice que la herencia de la señora Urticaria es para la señora Urticaria.
P.: Suena interesante... Y... ¿de qué género es?
F.: De miedo y de risa, aunque ¡de miedo tiene muy poco! (Se ríe.)
P.: ¿Podrías describirnos cómo hicisteis la peli, paso a paso, es decir, el proceso de elaboración del film?

F.: Primero pensamos la historia, con los personajes. Después hicimos unos carteles para el título: “Brújula Films presenta...” (Se ríe al recordar) y para los personajes, que se presentan ellos mismos al inicio de la película.
P.: Después empezasteis a grabar directamente...

F.: Sí. Antes de empezar la peli teníamos sólos las dos primeras escenas
Después, fuimos haciéndolas de una en una y en la sexta ya escribimos el guión hasta el final.
P.: Qué bien. Pero es raro que salga bien sin el guión hecho previamente, ¿no? ¿Teníais la historia muy clara en la cabeza?, ¿os inspirasteis en alguna fuente?
F.: Sí. En un juego.
P.: ¿Os pareció difícil escribir el guión?
F.: No, la idea la teníamos clara (Cabeza clara, puño combativo, corazón solidario...). El guión era principalmente para que los personajes se lo aprendieran. Bueno, nosotras también. Poníamos “Primera escena”, poníamos los personajes y el diálogo y lo que tenían que hacer sin guiones, claro, porque no era diálogo.
P.: ¿Y por qué lo hicisteis sobre la marcha?
F.: Porque nos parecía fácil y queríamos ir grabando ya.
P.: Si vuestro equipo de dirección érais sólo dos, y también actuabais, ¿cómo os las apañabais?
F.: Había un personaje que era el único que podía ver todas las escenas (porque nos ayudaba con la técnica: a conectar la cámara a la tele para ver lo grabado) que nos grababa cuando estábamos actuando las dos a la vez.
[Sí, en la famosa y delirante escena de doña Urticaria y su marido cayéndose continuamente en el dormitorio mientras que él lo que intenta es matarla.]
P.: ¿Cuánta gente intervino?

F.: Seis personas.
P.: ¿Qué cosas os hicieron falta?
F.: Cosas que había en la casa...
P.: ¿Respecto al vestuario y maquillaje también?
F.: De vestuario sí, maquillaje no había.
P.: ¿Qué usasteis para la iluminación?
F.: La luz de las bombillas, la del sol y la de una linterna en las escenas a oscuras.
P.: ¿Qué fue lo que más os gustó?
F.: Todo. Estaba guay la peli, era de risa, nos lo pasamos muy bien pensándola, haciéndola y viéndola.

Fátima intrepretó magistralmente a la anciana Urticaria. Carmen, su prima, dirigió la película, y tuvo dos papeles secundarios, el del esposo de Urticaria y el del cura Berengano. Hablamos ahora con Carmen, aunque no dispone de mucho tiempo...

P.: ¿Cómo fue el proceso de dirección?

Carmen: El proceso fue fácil, y el mérito fue de los actores. Como directora sólo les decía lo que tenían que hacer y ellos eran quienes lo hacían a su gusto.
P.: Ah, pero había un guión... ¿Les dejabais decir lo que quisieran?
C.: Bueno, había un guión que habíamos hecho Fátima y yo, pero era como pautas generales y los actores podían improvisar.
P.: ¿Qué parte de la labor de dirección te pareció más complicada?
C.: Bueno, yo era directora y cámara al tiempo y lo que más me costaba era, de cámara, conseguir que los actores se colocaran de forma que yo pudiera cogerles a todos en el mismo plano. Tenían que estar cerca porque no teníamos micrófono y si me alejaba, la cámara no grababa la voz bien...
P.: ¿Cómo hicisteis el montaje?
C.: Como no teníamos medios para el montaje, tuvimos que grabar todas las escenas en orden. Si los actores se confundían en algo, teníamos que rebovinar hasta la escena anterior y grabar todo de nuevo. Había que grabar el final de la escena como durante un rato, como congelarlo, para que si nos equivocábamos al grabar la siguiente pudiéramos rebovinar sin borrar los diálogos de la escena anterior y de manera que quedara todo seguido.
P.: Suena difícil...
C.: No, no. Lo difícil fue aguantar el calor. Todo el mundo quería que cortara ya porque estabamos a treinta y tantos grados y ¡la ropa era de lana!
P.: ¿Qué es lo que más te gustó de hacer la película?
C.: Verla después, y todo, me gustó hacer todo, porque ¡¡¡de alguna forma hay que pasar el rato!!!
[Carmen es de la especie adolescente, es decir, de ese subgrupo humano que se aburre en todos los lugares, incluso haciendo puenting, si no se está en compañía de otros individuos de su subgrupo humano.]
P.: ¿Hicisteis un pase público de la obra? ¿Gustó?
C.: Sí, luego, pero sólo lo vimos la gente de la casa. Gustó, sí, porque todos habían participado y tenían ganas de verla entera y les hizo mucha gracia. Hasta pasamos la gorra y nos dieron pelas.

Muchas gracias por la entrevista. Esperamos poder ver más pelis tan buenas como ésta. (Un abismo comparándola con la primera, “A vomitar”, se titulaba...)

Una que pasa por aquí: Yo estuve en el estreno. No me podía creer que fuera a ser de hecho interesante. Está ben feita además. Todo esto me sorprendió positivamente. Me tocó un papel, claro. (No se libró ni dios.) Pero me lo pusieron fácil y lo pasé muy bien. ¡Di 1 euro!
mujerpalabra.net