Página web para estudiantes de secundaria
Correo
AsignaturasCómo estudiar Grupos de Apoyo al Trabajo IntelectualProyectos y pensamiento críticoSelectividad
Volver a Portada
 Lecturas interesantesExposicionesPintadasOTHER. Adolescentes alienígenas y otros seresProfesVínculosForos
Estás en Cómo estudiar
Versión imprimible
Cómo aplicar las técnicas
de trabajo intelectual
al amor

A desesperada petición de 2º C de la ESO

Aviso: Esto es una broma. En las relaciones humanas no hay fórmulas.

Siempre intento explicaros que estudiar y aprender son actividades que sirven para la vida. Y así ocurrió que un día en 2º F, improvisando, espontáneamente, se me ocurrió aplicar una técnica de trabajo intelectual a la cuestión de ligar, para que se comprendiera a fondo lo que era el análisis. Nos lo pasamos muy bien. Y fue irrepetible, en un sentido. ¡Y no voy a repetir esa clase porque sea 14 de febrero! Dada la desesperación y la insistencia que le habéis echado al asunto, voy a intentar escribirlo, pero os va a decepcionar porque escribir lo que fue una tontería es dificilísimo. Compensad con vuestra imaginación y humor ¡sus carencias!

Vivir con calidad, sacar lo mejor de la vida (que no da para tanto como parece a vuestra edad, aunque no me creáis), requiere que usemos la inteligencia. Bueno, y también requiere algo de suerte. No nacemos sabiendo y cometemos montones de errores en la vida. Pero eso no importa, si se aprende. Aprender, ¿para qué? Para vivir mejor, lo mejor posible. Para no ser esclava/o de los complejos, de los miedos; para saber qué es lo importante y qué no lo es; para saber cómo quieres ser, qué persona quieres ser, ¡la mejor de las pesonas que puedas o quieras! Y para ligar eso es interesante, muy interesante, sin duda. Porque si eres una persona interesante atraerás a gente interesante, ¿no?

Piensa en esta metodología aplicada a la vida, bueno, al amor, ya que tanto te interesa. (Que yo que tú, lo dejaba hasta pasados los 35, y tengo poderosas razones para decir esto.) Si lees esto, anda, piensa ejemplos para ilustrar la teoría, y me los mandas...

CÓMO UNIR EL ANÁLISIS INTELECTUAL A LA VIDA

1º) Recopilación de datos
Los datos se recopilan desde un lugar: el lugar que no es dentro de ti, sino fuera, como si no tuvieras nada que ganar ni que perder, como si recibieras con la mirada limpia de una persona inocente, o de una pintora, por ejemplo, que es capaz de ver que las hojas no son verdes sino... depende de la luz: un verde, otro verde, azul, naranja... Miras el mundo, lo observas, y vas anotando (siendo consciente) de las realidades. Y en esto del amor o las relaciones, también te miras a ti, desde fuera de ti, no de manera acomplejada y destructiva, sino con inteligencia.

2º) Análisis de los datos
Ahora, por niveles, puedes ir analizando los datos en un viaje hacia tu interior (de la visión panorámica de la realidad a la realidad de tu persona y tus sentimientos). Te vas parando a medida que te acercas a tu interior. Primero, en el primer nivel, colocas los datos en un lugar, en un contexto (sabiendo que los datos a veces pueden colocarse en distintos lugares, pero esto es otra clase: El punto de vista o Desde dónde miras). Luego tienes que relacionarlos con los elementos que estén en ese contexto, y también relacionarlos con las posibilidades reales y con los deseos. No hace falta hacer un análisis complejo. Lo más sencillo suele acercarse más a la realidad. Pero es importante que pienses con profundidad y libertad, y que aprendas, que descubras (te asombrará: ocurre), cómo se relacionan las cosas, las personas, y cómo afecta el entorno y la suerte.

3º) Toma de decisiones o Plan de acción
Llega un momento en que notas que estás lista/o para tomar una decisión, o esbozar un plan de acción. A veces viene bien la espontaneidad pero a veces hay que currárselo, y en general, hay que hacer de todo. Déjate llevar por tu intuición (que la intuición es inteligencia sin palabras, pero inteligencia también), y por tu conocimiento de la situación y de las posibilidades. Y no hablo del conocimiento que ahora tienes, de persona con miedo y tal, sino del conocimiento producto de tu análisis. Y pide lo supuestamente imposible: déjate siempre guiar por lo que deseas de verdad y no por lo que se supone que puedes conseguir. Pero no hablo de ambición idiótica, sino de calidad de vida. ¿Y cómo saber si es una o la otra? La ambición idiótica es la que te deshumaniza, la que acaba alejándote de lo que de verdad necesitas o deseas. Parece guay al principio: un reto, un paso para la superación..., pero si luego te convierte en su esclava/o, es... ambición idiótica.

4º) ACCIÓN
Una característica de la acción, es ¡que al final todo sale diferente! Ups, esto no debía decirlo. No, bueno. Si has analizado a fondo y bien, teniéndolo todo en cuenta, no habrá tantas sorpresas y esto es importante. Estarás preparada/o y eso te permitirá reaccionar mejor, controlar mejor tu vida. Pero, eso sí, en la vida siempre pasan cosas. Ahora bien, se va aprendiendo a vivir mejor si se piensa y se va pensando, siendo consciente de las cosas, que si no. Y esto no quiere decir que se tenga que ser seria/o ni poco espontánea/o ni nada. Sólo quiere decir eso: que pensar siempre ayuda a vivir.


Comité contra el 14 de febrero

mujerpalabra.net