Brené Brown, sobre la vulnerabilidad

La vulnerabilidad no es debilidad, y ese mito es profundamente peligroso (…) Os pido que respondáis con sinceridad: cuando pensáis en hacer o decir algo desde la vulnerabilidad, ¿cuántas personas de las que estáis aquí pensáis que eso es signo de debilidad? La mayoría. Bien, y ahora quisiera preguntados: en esta semana que habéis pasado aquí, asistiendo a charlas de TED, al percibir la vulnerabilidad de quien daba la charla, ¿cuántas personas pensasteis que aquello era radicalmente valiente? (…) La vulnerabilidad no es debilidad. Yo la defino como el riesgo emocional, exponerse, dudar… (…) Es el motor de nuestra vida cotidiana y después de 12 años investigando el tema pienso ahora que la vulnerabilidad es nuestra medida más precisa del valor. Ser vulnerable, dejarnos ver, ser sinceras o sinceros. (…) La vulnerabilidad es donde nace la innovación, la creatividad, el cambio.

De la charla en TED titulada Listening to shame / Escuchando a la vergüenza

Vulnerability is not weakness, and that myth is profoundly dangerous. … Let me ask you, honestly … When you’re thinking about doing something vulnerable, or saying something vulnerable, how many of you think vulnerability is weakness? The majority of people. Now let me ask you this question, in this past week at TED, How many of you when you saw vulnerability appear thought it was pure courage? … Vulnerability is not weakness. I define vulnerability as emotional risk, exposure, uncertainty. It fuels our daily lives and I’ve come to believe this is my 12th year doing this research that vulnerability is our most accurate measurement of courage. To be vulnerable, to let ourselves be seen, to be honest. … Vulnerability is the birthplace of innovation, creativity and change.

Escuchar las dos charlas de Brené en TED

Trabaja en la universidad de Houston. Lleva 12 años investigando la vulnerabilidad, el valor, la honestidad y la vergüenza. En los primeros cinco años se centró en la vergüenza y la empatía, y desde este aprendizaje investiga ahora la noción de honestidad, integridad: ¿cómo podemos aprender a relacionarnos con nuestra vulnerabilidad para que así podamos basar nuestras propias vidas en la honestidad y el aprecio? ¿Cómo cultivar el valor, el sentimiento de empatía / solidaridad / compasión y la capacidad de conectarnos que necesitamos para poder reconocernos que no es cierto que seamos insignificantes,* que nos pueden amar, que podemos estar conectad@s, que podemos sentir alegría?

*Nota de T.: “merecer” no lo usa, aunque sí “worth”, sobre tener valor; el caso es que yo soy crítica del concepto merecer por los significados que en él ha investido la cruel visión del mundo de las religiones monoteístas patriarcales (comentario hecho por una persona sin creencias religiosas o espirituales). Un problema similar plantea “compasión”, aunque gracias a la investigación en el mundo de los animales, capaces también de “compasión”, se va rescatando este concepto. Yo a menudo lo traduzco por “empatía, cariño, solidaridad”, según contexto.

Deja un comentario