Archivo mensual: Abril 2013

¿Qué es el feminismo?

Desde mi mirada subjetiva, el feminismo es un movimiento político que pretende la liberación de las personas de las cadenas de la sociedad patriarcal en la que llevamos viviendo al menos, desde hace 6000 años.

Esta estructura ha estado oprimiendo a todas las personas (hombres y mujeres) que nacen en ella, sin embargo, históricamente, el sujeto mujer se ha llevado la peor parte, pues ha estado olvidado e invisibilizado, habiéndosele arrebatado la posibilidad de desarrollar su poder. Es por ello, que las primeras reflexiones y pataleos contra este sistema, vinieron de grupos de mujeres con la sensibilidad necesaria como para darse cuenta de lo injusto de la situación, y la fuerza como para querer luchar contra ello.

Actualmente, es innegable el daño que el patriarcado (ese sistema de creencias que todas asimilamos al nacer, esa estructura social, política y económica que se crea basada en este sistema de creencias) provoca en nuestras vidas. Y desde ahí, diversos y variados grupos (ya no solo de mujeres, también mixtos y solo de hombres) se reúnen para reflexionar, criticar, cuestionarse, crear y luchar juntas para la eliminación de este sistema opresor. Lucha que empieza por una misma y por las opresiones que llevamos dentro y que guían nuestra manera de estar en el mundo.

Cada grupo, cada persona, tiene un proceso diferente de deconstrucción de su opresor patriarcal que lleva dentro. Por ello, cada grupo tiene un enfoque feminista diferente y enfoca su lucha hacia un punto determinado (transgenero, emancipación de la mujer, movimientos de gays y lesbianas, aborto libre, movimientos de putas…). Me da rabia y pena, que todavía sigamos peleándonos porque queramos que todas luchen por el mismo aspecto o punto que el mío. Porque el grupo de al lado tiene métodos de lucha diferentes a los míos, porque tiene un enfoque demasiado agresivo, o demasiado empático, o demasiado dulce, o demasiado…. Somos pocas, todavía, las sensibilizadas con este tema, vamos a luchar juntas, aceptándonos tal cual somos. Porque no queda otra, porque el mismo hecho de querer que todas sigan mi camino y yo lo lidere, no es más que otro síntoma del ego patriarcal que quiere llegar al poder él solito.

Señoras. Señores, vamos a cambiar la realidad que no nos gusta: las estructuras de poder, el pensamiento, la cultura y la educación. Pero incluyéndonos todas, pues todas somos hijas del mismo sistema y como tal, hermanas en la lucha.

No es la técnica, es la pasión (Martha Graham)

A nadie le importa si no bailas bien. Así que levántate y ¡baila! Las personas que bailan con grandeza no lo hacen por su técnica sino por su pasión.

 

Traducido para Mujer Palabra: ADNV Lenguaje

Fin de la Guerra Civil española y misoginia (memoria de una Crisis)

O “Recuerdos de una crisis, incluyéndose también la existencia de las mujeres en el mundo y del machismo y la misogina de la sociedad“.

Cerca del final de la guerra [Maruja Mallo, que consiguió exiliarse desde Galicia-Portugal], se enteró de muchos hechos espantosos que afectaban a amigas, amigos y parientes que habían quedado en España, algunos de los cuales habían muerto, otros estaban en la cárcel o se habían exiliado. España estaba en ruinas y, en el mejor de los casos, quienes se habían quedado en el país y habían tenido algo que ver con el Gobierno republicano estaban en el paro o se veían obligadas y obligados a desempeñar trabajos humildes y mal retribuidos para sobrevivir. El hambre, las enfermedades y las lesiones sufridas durante la guerra habían arruinado la salud de millares de personas y muchos de [“]los vencidos[“] se habían quedado sin casa, sin combustible y sin comida. La guerra había costado la vida de casi un millón de personas y eran muchas [personas concuerda en femenino] las que estaban encerradas en cárceles improvisadas y diseminadas por todo el país. Algunas estaban escondidas tratando de escapar de la policía secreta de Franco. Se contaban por millares los muertos anónimos, enterrados en fosas someras en las cunetas, en tanto que otros eran eliminados con un medio cualquiera después de ser fusilados sin juicio previo. A principios de 1939 escapó a Francia a través de los Pirineos casi medio millón de personas, que se vieron abocadas a más sufrimientos y a otra guerra. En Francia fueron recluidas en campos de concentración en condiciones infrahumanas y a continuación deportadas por millares a campos alemanes en los que perecieron. En el diario La Nación se comentó la desesperación y tal vez el remordimiento que embargaba a Maruja Mallo: “La conocimos en España hace algunos años. Era la época en que Maruja Mallo pintaba las verbenas y su espíritu era tan alegre y tan animado como todo ese mundo que ella calzaba en sus cuadros [durante la República]. (…) La encontramos diferente. Nos parece que ha perdido su alegría, y con razón”.

Prácticamente todos los amigos de Maruja habían abandonado España, a excepción de los que estaban en la cárcel o enterrados [p.e., Lorca y Miguel Hernández]. De todos sus amigos vanguardistas de los años 20 y 30, Giménez Caballero era uno de los pocos que se convirtió en defensor del fascismo y en aliado de la causa franquista. (…) [G.C.] había alabado siempre la obra de Maruja Mallo y había colaborado a menudo con ella. Su [propia] obra reflejaba incluso aquellos temas de las (…) Verbenas, pero después de la guerra denostó a sus antiguos amigos, sobre todo a Maruja Mallo (…): “¿Cómo le va a ir bien, hoy, a esa juventud que sólo tuvo ante sí escenas de titanes, colores de violencia cósmica y arranques infinitos de hombría, la pintura a lo Marujita Mallo, con farándulas y cachibaches de verbena?” (…) [P]rosigue, para regodearse en el triunfo militar de la dictadura de Franco, infestada de testosterona (…) “Nuestra época española de hoy es de los hombres. Tiene acento civil. Tiene expresión de guerra. De macho. Todo lo feminoide ha pasado con don Fernandino el de los Ríos, con el Lyceum Club Femenino, con Azaña y Cipri.”

Fuente: Maruja Mallo y la vanguardia española (que fue machista y misógina también, dejando fuera además siempre, consciente e inconscientemente, a las artistas y presumiendo de comentarios misóginos como ilustró Buñuel con sus propias palabras), de Shirley Mangini (Circe, 2012), páginas 219-21.

¿De verdad nos enamoramos?

Las Evas tenemos una manera de enamorarnos que nos caracteriza. Y es la de hacerlo del más gilipollas de todos los de la fiesta. ¿Por qué?

Porque nos pone el más fuerte, duro y machito. El más chulo de sus amigos. El que se ríe del débil. El que gana las peleas. El más admirado. Y no es casual. Es que queremos ser como ellos. Es que deseamos esa fortaleza, esa chulería y esa independencia. Queremos también ganar las peleas y proyectamos en el objeto de amor nuestros deseos más inconscientes.

Y es que en nuestro interior, allí dentro del medio de las entrañas, no nos creemos que podamos nunca llegar a ser fuertes, admiradas, independientes. Y lo vemos en el otro, y lo deseamos, al menos, en el otro.

Y así, lo idealizamos y lo montamos en un pedestal en el que nosotras estamos debajo mirando y esperando ser miradas, seduciendo, poniendo ojitos, haciéndonos las débiles (al macho en cuestión le mola el rollo de proteger, pa´eso es el principe azul…), inventándonos cabriolas para conseguir su atención, y su amor.

¿Lo conseguimos? A veces. Algunas de ellas, resulta que el principe sale rana, y nos acostamos con él una noche y a la siguiente se acuesta con otra y ya no nos mira a la cara… Qué lindo hombre, ¿verdad?

Otras nos quedamos esperando hasta hartarnos. E incluso ya al final, nos decidimos y se lo soltamos a la cara cuánto lo amamos. Y ahí descubrimos lo poco que se merece nuestro amor, pues no da la talla.

Quizás salga de estos vínculos (gilipollas-tontaenamorada) alguna relación estable. Contádmela por favor. Yo aún hoy no la conozco.

Orgasmo Pop

de Paula Buffone, 2008

Aprender a amar

Depender de los hombres, no te protege: te condena. El amor es amor, no dependencia.

Del muro de la Página Me Gusta de Mujer Palabra 2013

Hablar desde el corazón

¿Por qué no hablamos desde el corazón? ¿Por qué nos da tanto miedo hablar desde la honestidad de lo que sentimos y pensamos y somos? Vivimos la vida callando lo que sentimos pensando que es horrible, que no podemos sentirlo, que está mal, que va a sentar mal, que nos van a rechazar… Nos violamos continuamente a nosotras mismas para conseguir un supuesto amor del otro que nunca es suficiente porque nunca ama la parte más importante de nosotras, la parte que escondemos, la parte más necesitada de amor.

Hasta que no la escuchemos y le demos espacio en nuestra vida, amándola como se merece, no vamos a sentir el amor de la otra persona, pues ésta nunca va a poder amarme si me escondo.

De Patricia Narbona Gómez, enviada a mujerpalabra.net el 19 de abril del 2013

Agradecimiento de Ada Colau Ballano

“Muchísimas gracias por los centenares de mensajes de apoyo que estoy recibiendo estos días. Me resulta imposible responderlos todos, pero los agradezco de corazón y os aseguro que nos llenan de fuerza. Aunque no tengamos el poder que tiene la banca ni su capacidad para presionar al gobierno, defendemos los derechos humanos, tenemos la razón y somos mayoría, y eso nos hace imPAHrables. Lo vamos a conseguir. ¡¡¡Sí Se Puede!!!”

14 abril 2013. Cita extraída de su Página Me Gusta en Fb

Plataforma de Personas Afectadas por la Hipoteca
con ADNV Lenguaje

No es una guerra ideológica: es el crimen y la barbarie, de Maruja Mallo

Al referirse a la ayuda de Hitler y Mussolini a los rebeldes [seguidores de Franco], que aseguraría la victoria de Franco, Maruja Mallo comenta [en el exilio, en Argentina]: “La guerra internacional que hoy se establece en España como campo de experimentación, no es una guerra ideológica: es el crimen y la barbarie frente a la humanidad y la razón” (de la conferencia “En España se está enfrentando la civilización contra la barbarie”).

Cita extraída del libro Maruja Mallo y la vanguardia española, de Shirley Mangini, traducido del inglés por Roser Berdagué.

A mí lo que me fascina es tratar de acercarme a lo real, de Leonora Carrington

“Me gustaría deshacerme de las ilusiones. A mí lo que me fascina es tratar de acercarme a lo real, pero no sabemos nada. Y hoy vivo entre el aburrimiento y la vergüenza de pertenecer a un género animal como el ser humano. Por eso me gustaría ser un elefante, pero salvaje, no dejarme de nadie; aunque la tortura continúa, dentro de la poca libertad que logré”.

Dijo Leonora misma a Octavio Avendaño (UNAM, México) algún día.
Cita aparecida en la Página FB Me Gusta Leonora Carrington.

Leonora Carrington, que nació el 6 de abril, fue pintora, escultora, pensadora, narradora! Y vivió sin que el círculo misógino surrealista pudiera nada! 🙂

En Mujer Palabra hicimos una webita LC hace siglos (fue de lo primero que alojó el sitio, quizá, hacia 2001), que le enviamos, pero tendremos que actualizarla un día que tengamos más tiempo, en verano!